Carta de Porte: ¿Qué es? ¿Qué contiene?

carta de porte

¿Qué es la Carta de Porte?

La carta de porte es un documento jurídico de carácter declarativo que prueba la existencia de un contrato de transporte. Hace constar todas o una parte de las condiciones de realización de un transporte contratado. Cuando el envío se distribuya en varios vehículos, el porteador o el cargador tiene opción de pedir una carta de porte por cada uno. Data de los términos en que se produjo el acuerdo y atribuye derechos sobre la mercancía transportada. También, en algunos casos, es exigible por parte de la Autoridad si se precisa hacer una comprobación.

La carta de porte no es un documento obligatorio. La ausencia o irregularidad de la misma no producirá la inexistencia o la nulidad del contrato. Es por ello, un recibo de la mercancía por parte del transportista, pero tiene más funciones prácticas en el comercio, que varían en función del medio de transporte y la mercancía.

¿Para qué sirve la Carta de Porte?

La carta de porte es un documento que se firma varias veces y tiene muchas funciones importantes que hay que conocer. Viene de distintas formas y cada una sirve a varios, no necesariamente todas de las siguientes funciones:

  1. Recibo de las mercancías, que evidencia la carga, despacho o entrega a disposición y que indica el estado general de los bienes recibidos.
  2. Prueba del contrato de transporte entre el cargador y el porteador.
  3. Factura de la compañía de trasporte en concepto del importe correspondiente al servicio ofrecido.
  4. Un documento negociable que puede intercambiarse por dinero, permitiendo que los bienes a que hace referencia se vendan durante el tránsito.
  5. Documento del título que representa la propiedad de los bienes y que se da a conocer por la naviera contra la presentación del documento original firmado.

¿Qué incluye la Carta de Porte?

Como regla general, la carta de porte debe incluir lo siguiente:

  • Lugar y fecha de emisión.
  • Nombre y dirección del cargador y del expedidor.
  • Nombre y dirección del porteador y del tercero que reciba el envío.
  • Lugar y fecha de la recepción del envío por el porteador.
  • Lugar y fecha prevista de entrega del envío en destino.
  • Nombre y dirección del destinatario, así como, en ocasiones, un domicilio donde éste pueda recibir notificaciones.
  • Naturaleza de las mercancías que integran el envío, el número de bultos y sus signos y señales de identificación.
  • Identificación del carácter peligroso de la mercancía enviada, así como de la denominación prevista en la legislación sobre transporte de mercancías peligrosas, cuando así corresponda.
  • Cantidad de mercancías enviadas, determinada por su peso o expresada de otra manera.
  • Clase de embalaje utilizado para acondicionar el envío.
  • Precio convenido del transporte, importe de los gastos previsibles relacionados.
  • Indicación de si el precio del servicio se paga por el cargador o por el destinatario.
  • Declaración de valor de las mercancías o de interés especial en la entrega.
  • Instrucciones para el cumplimiento de formalidades y trámites administrativos preceptivos en relación con las mercancías que integran el envío.

Si alguna de las menciones no está incluida en la carta de porte, esta no será inválida. También, podrá contener cualquier otra mención que sea acordada por las partes.

Además, la carta de porte podrá tener cualquier otro acuerdo convenido entre las partes del contrato, como:

  • La referencia exclusiva de prohibición de transbordo.
  • Los gastos en manos del remitente.
  • La suma del reembolso a admitir en la entrega de la mercancía.
  • El valor de la mercancía y el conjunto que representa el interés especial en la entrega.
  • Indicaciones del emisor al transportista, referentes al seguro de las mercancías.
  • La lista de documentos entregados al transportista.
  • La carta de porte tiene que incluir cualquier otra mención exigida por la ley especial aplicable, por la naturaleza de la mercancía u otras razones.
  • El plazo en el que se debe realizar el transporte.

¿Quién tiene que formalizar la carta de porte?

  • El transportista efectivo: en este caso, es la persona física o jurídica a quien se le autoriza el servicio de transportar la mercancía.
  • El cargador contractual: persona, física o jurídica, que comunica con el transportista efectivo, ya sea cargador efectivo o transportista, un operador logístico, una agencia, almacenista, cualquiera que intermedie en la contratación del servicio. La carta de porte no es necesaria en transportes de mudanza, transportes de vehículos averiados o accidentados y servicios de paquetería o similares.

Asimismo, hay que tener en cuenta que deben emitirse tres ejemplares originales de la carta de porte, firmados por el cargador y el transportista. La primera copia de estos tres documentos se entregará al cargador, la segunda viajará junto con la carga que se transporta y la tercera será puesta a disposición del porteador.

Además, el cliente final o destinatario siempre tendrá la posibilidad de pedir que la segunda copia de la citada carta de porte le sea entregada junto con la mercancía en el momento de la entrega.

No obstante, la carta de porte no llevará consigo ninguna indicación respecto a los documentos que se entregan al transportista, a menos que esta información sea requerida por alguna de las partes que intervienen en el contrato y estos requerimientos sean conocidos por la otra parte del contrato.

Una vez se haya firmado la carta de porte tanto por parte del cargador como del porteador, este documento servirá como prueba del contenido del contrato y de la correcta recepción de las mercancías por el porteador, a no ser que se estipule lo contrario en dicho documento.

La mencionada firma se podrá realizar tanto a través de medios mecánicos, mediante la estampación de un sello, como por otros medios adecuados para esta función que sean capaces de corroborar la identidad del firmante.

Asimismo, cabe la posiblidad de expresar la carta de porte por medios electrónicos, atendiendo a la legislación correspondiente.


A continuación, mostramos un ejemplo real de una carta de porte:

ejemplo de una carta de porte

Cómo gestionar una Carta de Porte

Como hemos señalado, la carta de porte debe emitirse en tres ejemplares originales, firmados por el cargador y porteador. También será válida la firma de la carta de porte de forma mecánica, mediante estampación de sello o cualquier otro medio que resulte adecuado, siempre que quede acreditada la identidad del firmante. El primer ejemplar de la carta de porte deberá ser entregado al cargador, el segundo transita con el envío y el tercero es poder del porteador.

No es posible integrar en una misma carta de porte la información de todos los envíos en cumplimiento de un acuerdo, por eso hay que presentar una para cada uno de ellos.

La información que recoge acerca de la mercancía transportada es: naturaleza, volumen y cantidad; el número de bultos en que se distribuye, las señales de identificación, el tipo de embalaje empleado, la referencia correspondiente a su carácter peligroso, si lo tuviera, conforme a la normativa ADR, las instrucciones necesarias para satisfacer los trámites administrativos u otras formalidades y la declaración de valor.


¿Cuando no es obligatoria la carta de porte?

Hay ocasiones en las que no se necesita llevar la carta de porte dependiendo del tipo de transporte del que se trate. En consecuencia, la carta de porte no será necesaria para:

  • Transportes destinados a mudanzas.
  • Transportes de vehículos que hayan sufrido alguna avería o accidente.
  • Servicio de transporte de paquetería.

Carta de Porte Electrónica

La carta de porte electrónica consiste en un registro electrónico de datos que puedan ser transformados en signos de escritura legibles. Contendrá las mismas menciones que la tradicional carta de porte.

Por electrónica puede realizarse cualquier solicitud, declaración, instrucción, orden, reserva u otra comunicación relativa a la ejecución del contrato de transporte cuando las partes lo hayan acordado de esta manera. El procedimiento empleado para la elaboración de la carta de porte electrónica deberá garantizar la integridad de las indicaciones que contenga a partir del momento en que haya sido elaborada.

Las partes interesadas en la ejecución del acuerdo de transporte cuyo contenido se pretenda documentar total o parcialmente en una carta de porte electrónica, deberán convenir las reglas a que se ajustará su funcionamiento en relación con:

  1. El método para elaborarla y remitirla.
  2. Las garantías respecto al mantenimiento de su integridad.
  3. La forma en que el titular de los derechos derivados de la carta podrá demostrar que lo es.
  4. La forma en que se podrá confirmar su efectiva entrega al destinatario.
  5. Los procedimientos que permitirán completar o modificar su contenido.
  6. El procedimiento mediante el que, en ocasiones, podrá sustituirse la carta de porte electrónica por otra elaborada por un medio distinto.

¿Qué debe contener la carta de porte electrónica?

La carta de porte electrónica, debe, por supuesto, incluir los aspectos relativos a lo común en cualquier carta de porte. Además, cabe destacar que el procedimiento que se debe usar para la realización de la carta de porte electrónica siempre tendrá que garantizar la moralidad de las instrucciones que en ella aparezcan desde el momento en el que ha sido elaborada. Esto se dará por cumplido en el caso de que sigan estando completas, es decir, que no se hayan alterado de ninguna manera, excepto de la inevitable debido a su utilización.

Otro aspecto a considerar consiste en que las instrucciones de la carta de porte electrónica se tienen que poder completar y/o modificar con los supuestos previstos de manera general para todas las cartas de porte, por lo que la técnica utilizada será la de permitir el descubrimiento como tal de cualquier modificación, así como garantizar el mantenimiento de las indicaciones principales.

Ventajas de la carta de porte electrónica.

La carta de porte digital reduce considerablemente los errores. Este aspecto junto con la posibilidad de utilizarlo en diversas plataformas sin importar el idioma que tengan, conforma sus dos beneficios distintivos que lo convierten en el mejor sistema de albaranes para realizar movimientos de mercancías de manera internacional. No obstante, a continuación, exponemos algunos de los principales beneficios del e-CMR:

Versión avanzada del CMR.

La carta de porte digital cuenta con todas las ventajas del CMR convencional, sumadas a los beneficios aportados por uso de las nuevas tecnologías, es decir, se elimina el papeleo y todos los costes derivados de la manipulación.

Disminución de los gastos.

Como hemos comentado, los costes de manipulación disminuyen notablemente, de manera que se reducen a niveles 4 veces inferiores a los que teníamos con la carta de porte convencional. Al no necesitar del papel físico, los datos entran de manera mucho más sencilla y se eliminan aquellos procesos en los que se perdía tanto tiempo innecesario como el envío de faxes o cartas y la consecuente apertura de un archivo para el control de estos documentos. Además, a través de la digitalización de los procesos la facturación es más rápida y no existen disconformidades respecto a la información o a los envíos realizados y sus correspondientes recepciones que se registran de manera automática y veraz.

Aumento de la seguridad.

La carta de porte electrónica también reporta ciertos beneficios en cuanto a la seguridad del transporte por carretera puesto que existe la posibilidad de conectar este sistema al eCall, que es un sistema encargado de llamar automáticamente a los servicios de emergencias en caso de que se produzca un accidente de tráfico.

Combinación con otras plataformas.

La carta de porte digital es capaz de integrarse con otros servicios que utilicen las empresas, como por ejemplo las declaraciones de aduanas o los servicios de gestión de flotas.

Asimismo, como podemos observar, la integración de la carta de porte electrónica permite una mayor eficiencia en todos los procesos logísticos, lo cual se traduce en un gran beneficio para las empresas en cuanto a la rapidez y efectividad de sus acciones, obteniendo un número de errores mucho menor que con los métodos convencionales.

Multas previstas en la LOTT

Infracciones graves

  1. La carencia, falta de datos esenciales en la documentación de control, o contable, o falta de datos primordiales cuyo cumplimiento es obligatorio. Son constitutivas de dicha infracción, la ocultación o no conservación de dicha documentación, así como falta de comunicación a la Administración o demora injustificada en dicha comunicación, incumpliendo lo que al efecto se determine reglamentariamente. El responsable es el transportista y se sanciona con una multa de 401 a 600 euros.
  2. En el transporte de mercancías peligrosas, es infracción grave no depositar los datos que deben figurar en la carta de porte o hacerlo de manera incorrecta. Será responsable el expedidor. La sanción es de 801 a 1000 euros.

Infracciones muy graves

Son infracciones muy graves en el transporte de mercancías peligrosas:

  1. No llevar a bordo del vehículo una carta de porte que cubra todas las mercancías transportadas o llevarla sin consignar cuáles son éstas. El responsable es el transportista y la multa es de 4001 a 6000 euros.
  2. Consignar inadecuadamente en la carta de porte las mercancías transportadas. El responsable es el expedidor y la sanción es de 4001 a 6000 euros.

Asimismo, las dos infracciones citadas de carácter muy grave en relación al transporte de mercancías peligrosas, tendrá una multa de 6.001 a 8.000 euros en el caso de que el responsable de dichas mercancias ya haya sido sancionado a través de una resolución que acabe definitivamente con alguna otra infracción muy grave de las estipuladas según la LOTT en el año natural anterior.

Carta de porte: Curiosidades.

Como hemos comentado, la carta de porte tiene una serie de características propias que no debemos olvidar. Por lo que, a continuación, te exponemos los aspectos más relevantes a la hora de trabajar con estos documentos.

Siempre que vayamos a utilizar la carta de porte, esta debe constar de cuatro copias principales:

  1. Copia para el vendedor.
  2. Copia para el comprador.
  3. Copia para la administración.
  4. Copia que debe ir en todo momento con las mercancías durante todo el trayecto del transporte hasta que, finalmente, llegue a su destino final.

Asimismo, no debemos olvidar que si se produce cualquier extravío o daño en el documento, la responsabilidad recae en el transportista, aunque hay que tener en cuenta que si los daños ocasionados se han producido por una equivocación o datos incorrectos en la carta de porte, la responsabilidad correrá a cargo del vendedor o remitente de la misma.

Por último, cabe destacar que para el transporte de mercancías por carretera, no solo debemos adecuarnos a las normas dispuestas por la carta de porte sino que debemos tener muy en cuenta las normas y procedimientos establecidos tanto al sistema TIR, como al certificado FIATA FCR, así como a cualquier cambio que exista en ese momento en cuanto a la legislación vigente.



Volver al Blog

Nuestro Blog


Encuentra de manera actualizada toda la información sobre el sector del transporte de mercancías por carretera y logística en España.

Visita nuestra web para descubrir los servicios que podemos ofrecerte como empresa o transportista.

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage