Cadena de suministro y cadena logística

Normalmente se confunden los conceptos de cadena de suministro y cadena logística debido a que tanto nominalmente como conceptualmente son muy similares. Sin embargo, en la realidad son dos conceptos muy diferentes.

Incluso algunas veces usamos los términos como si fuesen sinónimos, aunque sus tareas, funciones y objetivos sean totalmente diferentes.


Qué es la cadena de suministro

Según John J. Coyle, profesor de logística en la universidad Penn State:

cadena de suministro y cadena logistica

“La logística trata sobre proporcionar el artículo adecuado al cliente adecuado, en la cantidad adecuada, en las condiciones adecuadas, en el lugar adecuado, a la hora adecuada y al coste adecuado”.

Si comparamos la cadena logística con la de suministro, podemos afirmar que la logística forma parte y es uno de los elementos claves de la cadena de suministro.

Según explica Jasen Incidis, de la empresa UltraShipTMS:

“La de suministro es el entrenador de fútbol americano y la logística es el quarterback. Ambos aportan la dirección sobre cómo se deben situar y posicionar los activos sobre el terreno. Pero el entrenador aporta el plan de juego general y el quarterback hace los movimientos, adaptándose sobre la marcha a las necesidades”.

Por ello, podemos confirmar que la cadena logística está necesariamente dentro de la de suministro.

 

cadena de suministro


Actores de la cadena de suministro.

Para realizar todas las acciones relativas a la cadena de suministro de forma ordenada y eficaz, uno de los primeros pasos será revisar si contamos con cada uno de los actores o componentes que tiene que tener una cadena de suministro. Estos actores son:

Función de la cadena de suministro

La finalidad principal de la cadena logística es la de asegurar que el producto llegue al cliente final. Es posible llevarlo a cabo a través de dos canales:

- Canal de aprovisionamiento: el producto se traslada desde el punto de extracción hasta la fábrica o el almacén.
- Canal de distribución: el artículo se transporta desde el centro de producción o el almacén hasta los diferentes puntos de venta.

La labor fundamental de la cadena logística, dentro de todas las funcionalidades que conocemos, es la de planificar y gestionar cada una de las operaciones relacionadas con el flujo de mercancías o materias primas, tratando de mejorar todos los procesos que van desde las fuentes de aprovisionamiento hasta el consumidor final.

 

En empresas Industriales

Las funciones logísticas que encontramos en compañías con funciones industriales se pueden dividir en 4 grandes grupos:

1) Aprovisionamiento: Labor que consiste en elegir cuidadosamente aquellos proveedores que sean más eficaces para suministrar de forma directa al centro de producción aquellas materias primas o aquellos elementos que mejor se adapten al volumen y al ritmo de producción, asegurando siempre el menor coste posible, consiguiendo para ello establecer un buen flujo de información dentro de la compañía.

2) Producción: Función que consiste en organizar los recursos de producción físicos (como las fábricas y la maquinaria) mientras que, al mismo tiempo, debe optimizar la gestión de aquellos recursos que son humanos (como el personal) y aquellas actividades de elaboración o transformación que son imprescindibles para el negocio (envasado, manipulación y almacenaje).

3) Distribución Comercial: Función que consiste en preparar cuidadosamente tanto el almacén y como el o los medios de transporte, garantizando que sean apropiados para la distribución. Estas actividades logísticas se centran también en encontrar la mejor ubicación física para el local, en distribuir correctamente los espacios, colocar los productos en el mejor lugar y llevar una gestión óptima del stock. A su vez, la logística del transporte establece los criterios a seguir a la hora de escoger los medios y mejorar las rutas.

4) Servicio Postventa: Función que es imprescindible para que la empresa pueda mantenerse en el mercado, ya que está centrado en gestionar la satisfacción de los clientes. Las actividades de servicio al cliente deben estar basadas en el estudio de las necesidades de los clientes, en gestionar los pedidos y las devoluciones y en crear una buena red de servicio de postventa de productos de uso duradero.

 

En empresas comerciales

Las empresas comerciales centran todas sus actividades en optimizar las funciones de distribución y aprovisionamiento, ya que para estas empresas las mercancías son únicamente bienes adquiridos, cuyo fin principal es ser revendidos a terceros sin ningún tipo de transformación previa.

Las empresas denominadas "mayoristas" son aquellas que compran directamente del fabricante y cuya reventa no se dirige hacia el usuario final sino hacia las empresas detallistas o hacia nuestros puntos de venta.

Las empresas denominadas "detallistas", en cambio, son las que compran al fabricante o al mayorista y dirigen sus ventas hacia el consumidor final.

Las funciones logísticas relacionadas con el flujo de materiales cambian normalmente entre unas empresas y otras, ya que estas dependen de factores básicos como el tamaño o la organización de la propia empresa, así como la estructura de la misma y los objetivos establecidos para cada sección o cada sección de la compañía.

 

En empresas de servicios

Las empresas de servicios centran todas sus funciones en satisfacer directamente las necesidades de los clientes o consumidores finales mediante los servicios que ofrecen. Los bienes que este tipo de empresas adquieren son para realizar la actividad que realizan, es decir, son bienes al uso, y por esta razón normalmente no se almacenan ya que no es necesario.

Un ejemplo de empresa de servicio podría ser una empresa de transporte: esta empresa estaría conformada por los vehículos que disponen y otros servicios que serían solicitados por sus clientes.

Otros ejemplos que podemos mencionar son los hoteles y restaurantes, ya que en estas empresas los aprovisionamientos que tienen son de consumo diario (como los alimentos y las bebidas) o de uso repetido (como los uniformes o la vajilla), así que las cantidades que almacenan son mínimas, solo con el objetivo de cubrir imprevistos.

 

Planificación de la cadena de suministro

Para conseguir que la cadena de suministro de tu empresa funcione correctamente, lo primero será llevar a cabo una buena planificación, ejecución y control de unas pautas para que esto ocurra. En lo conocido como "Planificación de la cadena de suministro" se realizan acciones de estimación de la demanda, así como la de abastecimiento.

Por su parte, la ejecución, se encargará de realizar todas las actuaciones ya planificadas en el paso anterior.

En último lugar, tenemos el control que incluye la verificación e inspección de las acciones que hemos ido llevando a cabo durante el proceso. Esto se consigue a través de indicadores que cuenten con unos parámetros para medir la eficacia y calidad de la de suministro y de los proveedores.

Todo esto quiere decir que la cadena de suministro no termina cuando se entrega el producto al cliente, ni siquiera cuando este lo devuelve si no se ajusta a lo que pedía (logística inversa), sino que es fundamental recabar toda esta información para que nunca perdamos el tiempo en las labores logísticas, ya que detectamos errores mucho más rápido al igual que ocurre con las oportunidades de mejora.


Cadena de suministro y cadena logística: Objetivos

Tanto la cadena logística como la de suministro trabajan codo con codo para poder satisfacer la demanda planteada en las mejores condiciones de servicio, coste y calidad.

Y es que garantizar la calidad del producto y/o servicios es sin duda una ventaja competitiva importante para el cliente, así como la disminución de los costes permite incrementar el beneficio de la empresa. Por este motivo la logística hace foco en la gestión de los medios necesarios  y la movilización de los recursos humanos y financieros más apropiados.

Estos son los objetivos que se consiguen gracias a una buena planificación logística:

- Adquirir los materiales en óptimas condiciones, para así evitar realizar a posteriori operaciones de desembalaje, preparación y adaptación.
- Reducir los costes de transporte mediante la agrupación de cargas en un mismo medio, así como minimizando etapas y distancias durante el recorrido total.
- Reducir los costes de manipulación intentando mover la mercancía de un lugar a otro el menor número de veces posibles.
- Reducir los grupos de clasificación de stock, el volumen, el espacio y el número de recintos destinados al almacenamiento.
- Reducir el número de revisiones y control de existencias.

 

Cadena de suministro y cadena logística: Diferencias

Principalmente, la de suministro se centra en minimizar los costes mientras ofrece un servicio impecable, con el objetivo de que la entrega a los clientes sea de la mayor calidad. Sin embargo, la de suministro pone el foco en abaratar el coste de las materias primas, haciendo así que los costes de producción sean menores.

Para la cadena logística la organización es un elemento fundamental, ya que con una buena organización se logra la entrega de los productos en el menor tiempo posible. En el caso de la de suministro también es importante, pero se hace realiza una organización más segmentada en cada proceso de la cadena, ya que así se puede asegurar que para que cuando se llegue al último paso no se falle en la entrega, gracias a la información obtenida de todos los procedimientos anteriores que conforman la cadena.

La de suministro tiene que encargarse de la entrega a tiempo el producto, mientras que la cadena logística intenta que el tiempo de servicio sea cada vez menor y más eficiente.

Además, la de suministro debe buscar y establecer constantemente nuevos procesos para que la cadena sea dinámica y no se quede anticuada.

En resumen, si observamos un poco caeremos en la conclusión de que la principal diferencia entre ambos términos es el proceso por el que pasa cada uno de ellos. Por ello, será primordial que echemos un vistazo a las fases de dichos procesos para cada uno de los términos citados:

Fases de la cadena logística.

  • Transporte de las mercancías hasta el almacén o centro logístico.
  • Acciones de inventario y almacenamiento de los productos.
  • Manipulación de las mercancías.
  • Preparación de pedidos (picking).
  • Transporte final de los productos hasta el determinado punto de venta o al cliente.

Fases de la cadena de suministro.

  • Diseño del producto o artículo.
  • Fabricación.
  • Gestión de pedidos.
  • Transporte de las mercancías.
  • Almacenamiento.
  • Acciones de marketing.
  • Distribución de los productos.
  • Acciones de venta.
  • Servicio al cliente.

Por tanto, después de exponer las acciones de cada uno de ellos, podrás ver más claramente que la cadena logística es solo una parte de la de suministro, es decir, la logística se encuentra integrada dentro de la de suministro, siendo el buen funcionamiento de una fundamental para el buen funcionamiento de la otra.

Esto quiere decir que, para poder llevar a cabo una gestión óptima de ambas debemos tener una visión global de la cadena de suministro que nos permita establecer unos procesos que se adecuen al máximo posible a las necesidades de nuestra empresa y de nuestra cadena logística.

¿Necesitas realizar un envío?

Contratación inmediata desde un palet a un camión completo

Presupuesto inmediato


Fecha actualización: 31 de Agosto de 2022 a las 13:04

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Necesitas realizar un envío?

Contratación inmediata desde un palet a un camión completo

Presupuesto inmediato

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme