¿Qué es el Código de Circulación?

Codigo de circulacion

El Código de Circulación consiste en el conjunto de leyes y reglamentos referidos al tráfico vial. Debemos tener en cuenta todos los diversos elementos que intervienen en dicho tráfico, es decir, personas, vehículos y vías de circulación.

Debemos tener en cuenta que el hecho de controlar en comportamiento de los usuarios es una tarea complicada. Esto se explica mediante las suposiciones de algunos que afirman erróneamente que el ordenar la forma de uso de las calles y carreteras constituye una limitación impropia del derecho de libertad de movimiento. Nada más lejos de la realidad, puesto que el citado Código de Circulación, si bien origina algunas restricciones a determinadas personas, también resulta irreemplazable en cuanto al interés general y a la seguridad colectiva del tráfico ya que ésta solo se puede conseguir mediante el respeto incondicional a sus normas.

Estos códigos son implantados en los diversos países mediante leyes impuestas por los Gobiernos de los mismos. Esto se debe a la insuficiente seguridad y fluidez que nos proporciona la seguridad vial por sí misma. De esta manera, necesitaremos apoyarnos en estas normas o reglamentos que, en su conjunto constituyen lo que conocemos como Código de Circulación.

¿Qué comprobaciones deben realizarse en cada vehículo?

Este reglamento establece los aspectos que se refieren a los controles necesarios tanto para vehículos como para conductores. De cada vehículo se debe realizar una comprobación que atienda a los siguientes aspectos:

  • Aptitud para la circulación.
  • Verificación de las normas relativas a los accesorios del vehículo.
  • Dimensiones.
  • Propiedad del vehículo.
  • Matriculación.

En lo referente a los conductores se considerarán fundamentalmente los siguientes factores:

  • Edad.
  • Capacidad de conducción.
  • Normas de comportamiento en determinadas ocasiones que pueden tener lugar durante la circulación.

No debemos olvidar que la red vial también conforma una parte a tener en cuenta en el reglamento, reguladas mediante normas específicas de seguridad y señalización.

¿Cómo se realiza el control del Código de Circulación?

El hecho de implantar unas leyes de circulación constituye la necesidad de realizar un constante control y vigilancia de las mismas para garantizar su correcto funcionamiento. Por lo tanto, si las sanciones aplicadas por incumplimiento de dichas leyes son mínimas, las disposiciones integradas en éstas resultarán poco eficaces y consecuentemente, desencadenarán en una circulación peligrosa.

Debido a ello, no solo basta con el establecimiento de unas normas legales, sino que es esencial la posterior realización de un control periódico y sistemático del comportamiento de los usuarios de las vías públicas, además de estructuras las mismas de manera racional y dotarlas de la señalización adecuada para cada vía.

Teniendo en cuenta el desarrollo de la circulación existente entre diferentes países, resulta cada vez más evidente el hecho de que las leyes relativas a dicho tráfico no pueden ser una cuestión interna de la que se encargue cada Estado por separado, sino que conforma un problema a nivel internacional y, por tanto, exigen una cierta uniformidad de normas. En lo relativo a la historia del Código de Circulación, en Europa se tuvieron que establecer unas normas respectivas al transporte de manera rápida debido a la existencia de numerosas ciudades de grandes dimensiones y, en consecuencia, un gran nivel de tráfico que requiere de una regulación. Estas ciudades con estructura antigua desencadenaron muy pronto la necesidad de dichas normas y, aunque la reglamentación definitiva no llego hasta pasados unos años, se realizaron importantes esfuerzos desde principios de siglo. De esta manera, el 11 de octubre de 1909 se estableció el primer acuerdo en la Convención de París, en la que se fijaron algunas disposiciones generales para los vehículos y los conductores que deseaban circular por terceros países.

¿Cuáles son las sanciones impuestas por el incumplimiento del Código de Circulación?

Algunas de las infracciones impuestas por las autoridades debido al incumplimiento de citado Código de Circulación son las siguientes:

  • Conducir de forma manifiestamente temeraria.
  • Conducir de forma negligente creando un riesgo para otros usuarios de la vía.
  • Conducir sin la disposición de la diligencia necesaria, precaución y/o no distracción necesarios para evitar todo daño propio o ajeno.

¿Cuáles son los cambios previstos en tráfico para el 2019?

La Dirección General de Tráfico ha anunciado posibles modificaciones en el Código de Circulación en cuestiones referentes a la velocidad en ciertas vías y en formación de los conductores. Su objetivo primordial es el de reducir las cifras de siniestralidad registradas cada año en nuestras carreteras.

En 2019 se prevé el establecimiento de novedades legislativas en cuanto a las normas en materia de tráfico y seguridad vial. La Dirección de General de Tráfico introducirá en el curso de este año modificaciones en el Código de Circulación en cuanto a permisos y licencias de conducción por puntos.

Algunas de las modificaciones previstas del Código serían las expuestas a continuación:

Habilitación para conducir de conductores profesionales y comunicación telemática de saldo de puntos.

Esto quiere decir que se permite a las empresas tener información sobre el saldo de los conductores que conforman su plantilla, es decir, los conductores contratados por la misma. También constituye la eliminación de la obligación de que los trabajadores otorguen de forma expresa su consentimiento.

Endurecimiento de las multas por velocidad.

Este cambio se conformó el día 2 de enero del presente año 2019 y está, por tanto, incluido en la modificación del Código de Circulación. Es considerada una infracción grave, por ejemplo, el hecho de circular a 80 km/h en vías delimitadas a 30km/h y supondrá una multa de 500 euros y seis puntos.

No llevar el cinturón de seguridad.

En esta nueva disposición se sancionará con cuatro puntos frente a los tres impuestos en la anterior sanción.

Multas más elevadas por el uso del móvil durante la conducción.

En cuanto a esta sanción sube a seis puntos y 200 euros frente a la dispuesta anteriormente conformada por tres puntos y la misma cuantía. Lo que significa que esta sanción quedaría igualada a la de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Otros cambios referentes al Tráfico.

Algunas de las normas que han entrado en vigor este 2 de enero constituyen las siguientes situaciones:

  • La equiparación de la limitación de velocidad en todas las vías convencionales a 90 km/h para turismos y motos, y a 80km/h para camiones, furgonetas y autobuses.
  • Otro de los cambios establecidos es el referido a los cursos de recuperación de puntos los cuales permitirán la recuperación de un total de ocho puntos, frente a los seis que se podían recuperar antes de dicha modificación. La idea es hacer los cursos de manera más práctica y participativa. Este proyecto está previsto de aprobación para el día 1 de julio de 2019.
  • Por último, existe la posibilidad de aplicar la limitación de velocidad a 30km/h en todos los centros urbanos para aquellos vehículos que circulen por calles que sólo tengan un carril y un sentido.



Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage