Cómo optimizar el envío y el uso de los palets

Cuando hablamos de almacenamiento y transporte, lo más normal es que nos vengan a la mente dos elementos: un conjunto de estanterías en las que se deposita la carga y se aprovecha el espacio en altura, y la base sobre la que se colocan los productos, que debe facilitar el traslado de un lugar a otro. Con esto último nos referimos evidentemente a los conocidos palets.


Problemas que surgen al cargar palets

Muchas personas tienen dudas en cuanto a la carga que puede ponerse sobre un palet, un porcentaje muy alto habitualmente lo sobrecargan tratando de aprovechar la base. Sin embargo, esto tiene unas consecuencias bastante negativas.

Un palet demasiado cargado tiene muchas posibilidades de que la carga se acabe desplomando. Las soluciones de embalaje industrial pueden ayudar a mejorar la estabilidad y mantenerlo todo en su sitio, siempre que no se supere el peso o la altura adecuados para que no haya un movimiento excesivo, ya sea en medidas estándar o en medidas especiales.

Optimizar el envio y el uso de palets

Otro problema de sobrecargar un palet es que al llevarlo de un lado a otro se puede descontrolar debido a la inercia que produce el peso. Tanto si se maneja en una carretilla como si va dentro de un camión, mayor carga supone un tiempo de reacción más largo, por lo que un frenazo brusco no siempre para el contenido y la inercia empuja la máquina.

Si colocamos la carga en altura sobre estanterías, podríamos superar el peso que estas pueden soportar. Además del riesgo de desplome estaremos debilitando la estructura y poniendo en riesgo tanto la mercancía como al personal que la maneja.

 

Cómo cargar un palet para aprovechar el espacio

Lo ideal es utilizar tanto palets normalizados como medidas especiales, pero utilizando siempre el mismo formato. Si se usan bases de distintos tamaños, tendremos problemas tanto para el almacenaje como para transportarla.

Comprar palets con medidas estándar te ayudará a optimizar el espacio de almacén. Además, hoy en día es habitual que se fabriquen cajas con medidas adaptadas al tamaño de los palets europeos. De este modo, podrás cubrir toda la superficie y apilar la carga de manera que se forme una torre recta, sobre la que incluso se puede poner otro palet si la carga permite poner peso encima.

 

Ventajas de usar los palets de forma adecuada

Los beneficios de ajustar las cargas y aplicarlo todo de la manera apropiada son bastante evidentes. La mercancía se mantiene en perfecto estado y no corre ningún riesgo, lo cual hace que las pérdidas por roturas o caídas sean casi nulas.

Un camión cargado con palets bien cuadrados, sobre los que descanse solo el peso justo, llega mucho mejor a su destino y puede aprovecharse mucho más el espacio que tiene. Palets bien cargados y formados pueden marcar la diferencia entre llevar la mercancía de una sola vez o que algo se quede pendiente.

Cuando quedan espacios vacíos hay más probabilidades de que la mercancía se acabe desplomando. El uso de palets normalizados, cajas de tamaño adecuado y buenos embalajes hacen que esos huecos no existan. La carga va mucho más sujeta y las posibilidades de que se mueva son prácticamente inexistentes.

Si quieres que tu mercancía llegue bien a su destino, nunca sobrecargues los palets y apila adecuadamente todo el contenido. Utiliza medidas normalizadas y podrás optimizar el uso de estos importantes apoyos logísticos.



Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme