Cross Docking: Qué es y ventajas

El Cross Docking o cruce de muelle

El Cross Docking o cruce de muelle, es una técnica logística basada en la optimización del tiempo de almacenaje, convirtiéndolo en muy limitado o inexistente, de manera que las mercancías permanezcan en nuestro almacén el menor tiempo posible.

El objetivo que persigue esta estrategia es el de lograr una cadena logística sin obstrucciones. De esta forma, conseguiremos una mejora significativa en las operaciones de almacenamiento y distribución de nuestros productos.

Las operaciones de Cross Docking surgieron por la necesidad de una coordinación adecuada de la gestión del almacén. Anteriormente, en la cadena de suministro tradicional, el flujo de mercancías era discontinuo, es decir, la oferta y la demanda no se sincronizan por lo que los productos se retienen en el almacén hasta que sean requeridos por la demanda. No obstante, los avances de las nuevas tecnologías utilizadas en el sector logístico han desencadenado que se extendiera el uso de técnicas como la del Cross Docking, puesto que con su uso conseguimos una correcta coordinación de los elementos que intervienen en los procesos logísticos, desde proveedores hasta clientes finales

Para hacer un breve resumen, digamos que el ahorro tanto de espacio en las instalaciones de la empresa como de costes viene dado por la inexistencia de mercancía que se encuentra parada en el almacén, puesto que esa mercancía almacenada solo genera costes y ningún beneficio para nuestro negocio. Y no solo eso, sino que reducir las tareas de manipulación también disminuyen los posibles errores en este sentido.

Hay que tener en cuenta que esta estrategia resulta idónea para algunos sectores, más concretamente para los que dedican su actividad a productos frescos o de gran consumo, tales como los agroalimentarios, entre otros.

¿Cómo funciona el Cross Docking?

El Cross Docking constituye un flujo de mercancías continuo, para lo que necesitaremos que en el momento en que los productos se descarguen en el punto de entrega, éstos sean recogidos por otro medio de transporte, sin necesidad de almacenaje intermedio. Hay que tener en cuenta, que mientras mayor sea el tiempo que tenemos almacenado un producto, más posibilidades tendremos de que pierda valor o se desperdicie.

Generalmente, el tiempo que las mercancías pasan en nuestras instalaciones no debe ser superior a 24 horas, además de no requerir picking o reduciendo éste al mínimo posible.

El recorrido seguido por las mercancías o productos sería el siguiente:

1.La mercancía llega en el medio de transporte, el cual se destinará a un muelle de recepción en la terminal asignada para ello.

2.En el momento en que se realiza la descarga de los productos, se procederá a moverlos hacia las terminales de salida.

3.Una vez llegada a la salida, deberemos descargarla, ordenarla y seleccionarla para hacer más sencilla su posterior identificación en el destino final.

4.Por último, se carga la mercancía ordenada en el correspondiente transporte de salida para llevarlo hacia los clientes finales.

¿Cuáles son las ventajas del Cross Docking?

El Cross Docking cuenta con diversas ventajas que nos pueden resultar útiles para la gestión de nuestros almacenes:

El Cross Docking  ventajas
  • Minimización de costes.

    Esta técnica consigue un ahorro en los costes debido a la reducción de mercancía bloqueada que tenemos en nuestro almacén y al consecuente aumento de la productividad que generamos en el mismo.

  • Menor manipulación.

    Las tareas de manipulación se facilitan, de forma que obtenemos menos errores y podemos hacer una reubicación de la mercancía más sencilla.

  • Plazos de entrega más cortos.

    Debido a la eliminación del tiempo de almacenaje de las mercancías, los plazos de entrega también serán menores limitándose al tiempo requerido para realizar las operaciones de carga y descarga de los medios en los que se transporte la mercancía.

  • Mayor cumplimiento de plazos establecidos.

    El Cross Docking, por tanto, también permite el cumplimiento de los plazos acordados con todos los elementos personales que intervienen en la operación.

  • Productos con más vida útil.

    Las mercancías cuentan con un menor riesgo de desperdiciarse o perder valor puesto que se reduce de manera considerable el tiempo que pasan almacenadas.

  • Filosofía Efficient Consumer Response.

    Esta estrategia podría encajar dentro de dicha filosofía consistente en un aumento de eficiencia en toda la cadena de suministros, en un recorrido que va desde proveedores hasta clientes.

Asimismo, los beneficios que podemos obtener a través de la utilización de esta técnica son muy variados, pero, entre ellos, podemos destacar una mayor productividad, una reducción considerable de la necesidad de espacio en el almacén, así como un apoyo a las estrategias Just In Time que tienen lugar en la cadena de suministros de nuestra empresa.

¿Cuáles son las desventajas del Cross Docking?

Una vez que sabemos todas las ventajas que puede suponer el cross docking en nuestra empresa, también debemos conocer los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de aplicarlo, puesto que podrían suponer una desventaja en la cadena logística del negocio. Las principales desventajas de esta técnica:

  1. No admite fallos en la cadena logística.
  2. No tiene mucha utilidad para las cargas fraccionadas.
  3. Requiere de supervisión para asegurar que no se cometen errores.
  4. En el caso de que la cadena no lleve la sincronización adecuada se corre el riesgo de cuello de botella, es decir, que una fase de nuestra cadena de producción sea más lenta que otras, lo cual va a ralentizar el proceso de producción de manera general.
  5. No se admiten errores o confusiones en cuanto a la distribución de los artículos, puesto que en el caso de cometerlos el pedido podría mandarse a un destino muy alejado del que le corresponde en realidad.

Sin embargo, todos estos aspectos se solucionan contando con una buena empresa desarrolladora de actividades de cross docking, la cual convertirá todas esas desventajas en ventajas operativas para la empresa, consiguiendo una agilización de los procesos de distribución de la cadena de suministro y una velocidad mayor de entrega de las mercancías en su destino final.

¿Qué tipos de Cross Docking existen?

Principalmente, podemos señalar tres tipos de Cross Docking:

  • Cross Docking predistribuido.

    Este modelo constituye el más básico entre ambos y consiste en la preparación y organización previa de las unidades de carga, tarea de la que se encargará el proveedor. Esto quiere decir que, una vez recibimos las mercancías son trasladadas inmediatamente a los puntos de salida, por lo que estaríamos limitándonos a recibir los productos y expedirlos sin que exista intervención alguna de los operarios del almacén.

  • Cross Docking consolidado.

    Por el contrario, el consolidado es un modelo que requerirá la manipulación de las mercancías para poder adecuarlas a lo solicitado por nuestros clientes finales. Por tanto, cuando los productos se reciben, se llevarán al área de acondicionamiento en la que se reconocen y se reorganizan según los pedidos solicitados. Suele utilizarse para la realización de ofertas de productos con destino hacia grandes superficies.

  • Cross Docking híbrido.

    Finalmente, se encuentra el Cross Docking híbrido, más complejo que los expuestos anteriormente debido a que tendremos que coger una parte de las mercancías que acaban de llegar en los camiones y una parte de las que ya están almacenadas para poder realizar el proceso de preparación de pedidos. Sin embargo, a pesar de su complejidad, es un modelo más flexible puesto que permite la resolución de un mayor número de situaciones, pero, en consecuencia, también necesita de una mayor coordinación de las tareas logísticas.

Por tanto, para poder elegir el tipo de cross docking que más interese a nuestra empresa, debemos atender a los siguientes aspectos:

  • Características y clase de mercancías con las que trabajemos (peso, dimensiones, volumen, etc).
  • Demanda de las mercancías.
  • Cantidad de referencias de cada producto.
  • Tipo de distribución utilizada.
  • Límite de entrega de los productos.

¿En qué ámbitos resulta más eficaz el Cross Docking?

Esta técnica es muy útil para multitud de sectores, entre los que se encuentran:

  • Distribuidores.

    Es el caso de los productores que mandan sus productos a un distribuidor, el cual se encarga de realizar los procesos para, por último, enviarlos a sus clientes.

  • Transportistas.

    Mediante el uso de esta estrategia se hace posible la consolidación de las mercancías, así como la optimización de los costes.

  • Empresas manufactureras.

    Dado que permite realizar la recepción y el envío de los productos desde su fabricación hasta los clientes finales, sin necesidad de un almacenaje intermedio de mercancías.

  • Cross Docking de oportunidad.

    A diferencia de los modelos descritos anteriormente, los cuales están basados en una aplicación del Cross Docking de la manera más común y continuada, el Cross Docking de oportunidad se fundamenta en la utilización de esta técnica solo en las ocasiones en las que sea necesario. A la hora de llevar a cabo esta aplicación es que nuestros proveedores puedan organizar los pedidos de sus clientes con un periodo de anticipación de entre 24 y 48 horas, en el que el cambio de ritmo se definirá por las condiciones predispuestas en cuanto al aprovechamiento de la oportunidad.

Sin embargo, como todas las técnicas logísticas, también existen situaciones o sectores para los que no es la estrategia adecuada y el Cross Docking no es una excepción. Por ello, también exponemos a continuación una serie de ejemplos o situaciones para los que esta técnica no sería la más aconsejable.

  • En situaciones o negocios de poca continuidad.
  • Si no se tiene una buena relación con las personas que intervienen en la cadena de suministro, es decir, desde proveedores, pasando por fabricantes y distribuidores, hasta llegar a los clientes.
  • En el caso de no querer o tener la posibilidad de invertir en infraestructura y un equipo informático para poder llevar a cabo un control adecuado y completo de la información.

¿Qué elementos debo tener en cuenta para aplicar el Cross Docking en mi empresa?

Antes de aplicar cualquier estrategia de Cross Docking en nuestra empresa debemos tener en cuenta ciertos elementos que son de vital importancia para aprovechar adecuadamente todos los beneficios de este procedimiento. Los elementos a valorar serán:

Balance financiero.

Para la implantación del Cross Docking se debe realizar una inversión inicial por parte de la empresa para que este sistema se aplique de manera adecuada, por tanto, los empresarios deben implantar sistemas de costeo que permitan idenficar posteriormente la justificación de la estrategia en sus procesos de aplicación.

Integración horizontal.

Una integración horizontal quier decir que todas las áreas o departamentos de la empresa que implanta la estrategia deben participar en el proceso, en este caso, de Cross Docking.

Compromiso directivo.

Los altos directivos de la compañía deben tener un alto compromiso con la estrategia que aplican en sus empresas, ya que es un factor muy determinante a la hora de reflejar el éxito o el fracaso de una estrategia logística. Lo ideal será que se establezca una estrategia común para toda la distribución de las unidades logísticas y que el flujo de la información entre las compañías integrantes de la estrategia sea mixto.

Herramientas ECR.

Por último, para que los beneficios y la inversión económica den sus frutos se deben realizar inversiones económicas en tecnología o herramientas ECR o de Respuesta Eficiente al Consumidor.



Volver al Blog

Nuestro Blog


Encuentra de manera actualizada toda la información sobre el sector del transporte de mercancías por carretera y logística en España.

Visita nuestra web para descubrir los servicios que podemos ofrecerte como empresa o transportista.

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage