El transporte de palets


 

El transporte de palets es un aspecto clave en muchísimas cadenas de suministro. 

El palet más utilizado es el conocido como “europeo”, cuya base tiene unas dimensiones de 80x120 cm.

Hay otros tipos y modelos, como el americano, cuya base es más grande (100x120cm).

Y hasta cuatro medidas más son recogidas por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) para el manejo internacional de mercancías.

El resto son: 1016x1219 mm, 1165x1165 cm, 1067x1067 y 1100x 1100 mm.

El fin para el que son usados influye en estas dimensiones. 

Los materiales pueden ser diversos. Además del palet de madera, existen otros materiales como el plástico y el metal. Se buscan ventajas como una mayor resistencia a las plagas o mayor dureza y resistencia, frente al astillamiento que los palets de madera suele sufrir por el uso.

 

Hay muchas formas de enviar un palet. Primero, debemos saber si queremos mandar el palet de manera individual o si queremos enviarlo junto a otros (grupaje o carga completa). 

Esto dependerá de la prisa que corra el envío, y por consecuente, la cantidad de tiempo que tenemos para poderle unir con otros pedidos y hacer un envío con un coste más eficiente por tonelada transportada.

Las empresas especializadas en la distribución de mercancía paletizada cada vez están acortando más los tránsitos.

 

Antes de enviarlos, debemos prepararlos previamente. Además de poner la mercancía sobre el palet, hay que asegurarse de que lo hacemos de la mejor manera para la seguridad y la integridad de la mercancía.

Debemos colocar la mercancía más pesada y voluminosa en la base e ir colocando lo más pequeño y ligero a medida que vamos construyendo filas. 

Sin olvidar el uso de fijación y sujeción, como plástico retráctil, cantoneras para palets,etc.

 

< Atrás
Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage