Enviar tus palets correctamente preparados y seguros

A la hora de realizar un envío hay que priorizar que la mercancía llegue en perfecto estado a su destino. Por ello, la preparación previa es fundamental para la seguridad del envío. Enviar palets suele ser la mejor opción, en comparación a otras alternativas como la paquetería.

Embalar para envio de palets



Te damos algunos consejos clave para enviar palets con seguridad:


En primer lugar

El primer paso es asegurarte de que el palet base que vas a utilizar está en las buenas condiciones. Mira que no haya tablas rotas, que los tacos estén sujetos apropiadamente, que la madera no está podrida... Comprueba también el estado de la mercancía. Si gotea, o muestras pérdidas por algún lado, tendrás que reacondicionarla antes de enviarla.

 

El peso

Debes saber cuál es el peso que vas a colocar sobre el palet y si este va a ser capaz de aguantar dicha carga. Puede parecer evidente, pero muchas roturas al enviar palets se deben al exceso de peso, hecho que no sólo compromete la seguridad de la mercancía sino la de aquellos que la manipulan. También debes poder mover el palet correctamente una vez lo hayas terminado de preparar.

 

Las dimensiones

El interior de los camiones está pensado para enviar palets con dimensiones estandarizadas, aprovechando al máximo el espacio. Si la mercancía de tus palets sobresale de su base, te arriesgas a varios factores. Es posible que se produzcan problemas a la hora de su correcta coordinación y se queden sin viajar; o te cobren un sobrecoste (ya que ocupa más espacio y eso puede suponer que otros palets no viajen). Aunque lo más importante es que se pueda ver comprometida la integridad de tus mercancías, ya que estarán más expuestas a chocar contra los pallets cercanos.

 

De más a menos

Siempre hay que colocar los bultos más pesados y voluminosos abajo y los más ligeros y pequeños, arriba. Se sigue la misma lógica que con un carro de la compra: lo más robusto sirve de base a lo más liviano, así se ejerce menos presión sobre lo que hay debajo.

 

Protección

Una vez colocada tu mercancía debes asegurarte de que vaya a moverse lo menos posible dentro del palet con todas las herramientas de las que dispongas. Por ejemplo, las esquineras sirven para proteger los vértices de tu palet (las partes más propensas a los golpes), mientras que introducir láminas de cartón corrugado entre los pisos de tu pallet reparte el peso y evita roturas.

Retractilar es una de las herramientas más habituales, la cual consiste en fijar los bultos entre sí con una película de plástico, estabilizando el contenido del palet. Empezar por la base del palet es una buena forma de hacer que esta sea más sólida. También es importante dar varias vueltas en su parte media-alta en los palets especialmente altos. El retráctil también puede servir para disuadir de posibles robos, impidiendo la visión del producto o como prueba de que el envoltorio ha sido manipulado.

Las cintas son otra capa de seguridad adicional que puedes utilizar, atando los elementos al propio palet. Se pueden utilizar diversos materiales: cuerdas, flejes, etc. Es importante que las cintas queden bien prietas, así que deberías considerar la necesidad de colocar esquineras y proteger así los bordes de posibles desperfectos causados por la tensión.

 

Repaso

Una vez has terminado, asegúrate de que el resultado es el deseado antes de enviar el palet. Trata de desplazarlo y comprueba que este se mueve como un todo, sin que baile la mercancía. Comprueba que es estable y que puede soportar el movimiento típico que supondrá su manipulación y transporte.

 

Enviar palets es una de las maneras más seguras de transportar mercancía, pero debes asegurarte de que los preparas correctamente para que así sea.



Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme