RENTING Y LEASING

renting y leasing de camiones

 

La mayoría de los camiones en España se adquieren por algún sistema de financiación. Existen dos fórmulas conocidas para comprar un camión para transporte: el renting y el leasing.

 

RENTING

Las empresas que tienen flotas de vehículos recurren a él a menudo. El periodo de tiempo es de 36 meses. Es muy interesante para las flotas, ya que incluye la reparación del vehículo, contrato de mantenimiento y reparaciones y seguro. Siempre tienes la garantía, de esta forma, de contar con un camión moderno.

- Ventajas: El renting tiene varias ventajas fiscales, como la posibilidad de deducir sus cuotas ante Hacienda. En el Impuesto de Sociedades se puede deducir todo su importe, ya que se trata de un gasto de actividad laboral. Una de las ventajas del renting es que concede externalizar muchas labores, como gestiones con talleres, seguros o recursos de multas. Nos beneficia en la flexibilidad para el volumen de trabajo, reducir o incrementar el número de vehículos de la flota.

- Desventajas: Tenemos que cumplir con los plazos y kilómetros determinados, lo que, en cierta medida, nos limita la operatividad. No se puede realizar modificaciones en el camión ni subarrendar el uso del transporte. Las reparaciones y mantenimiento están obligados a hacerlas en los talleres seleccionados por la compañía.

No existen dos contratos de Renting iguales, en cada uno se reflejan las necesidades exactas del cliente.  

 

LEASING

Este predomina entre los autónomos y las empresas pymes. También denominado arrendamiento financiero. Suele firmarse a plazos de cinco años y con un valor residual bajo. Con esta opción, pueden no comprar el camión.

- Ventajas: El valor del vehículo en su totalidad, excepto el valor residual, se pueden deducir como gastos tributarios. Con el leasing se financia todo el precio del vehículo, y como la factura se emite a nombre de la entidad, no es necesario adelantar el IVA. Cabe añadir que el autónomo o empresa se benefician de que el valor residual suele estar muy cercano al que hay en el mercado por el vehículo,por tanto, puede beneficiarse de tres opciones; quedárselo, entregarlo o comprar otro más moderno.

- Desventajas: La principal es que la cancelación antes de tiempo supone el abono de una comisión importante, además la propiedad del bien solo se da cuando concluye el contrato de leasing.

Las reparaciones, conservación y seguros deben ir asumidas por el autónomo o la empresa, a diferencia del leasing.

Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage

Copyright © Transeop 2019