Transporte de mercancías por ferrocarril

  

Las estadísticas de la UE dicen que nuestra cuota modal de transporte terrestre interior de mercancías por ferrocarril es de un 5%, frente a la media europea del 17,6%.

Entre las infraestructuras y crecimiento económico se sabe que la falta de infraestructuras lastra la capacidad de crecimiento, aún así, la existencia de estas, tampoco lo garantiza.

Necesitamos ser eficientes para el crecimiento del transporte ferroviario en nuestro país. El transporte de mercancías terrestre por carretera ya es muy eficiente.

En los últimos diez trimestres lleva creciendo consecutivamente, ostentando un 95% de la cuota modal.

Al transporte por ferrocarril le falta avanzar en liberalización real, homogeneización, medios y mejor gestión.

Si el sector logra convencer a los transportistas de que apuesten por las autopistas ferroviarias para reducir costes, y a los exportadores e importadores que trasladen sus mercancías a los puertos a través del ferrocarril, es probable que crezca en los próximos años.

Por el momento, el ferrocarril no termina de despegar en el transporte de mercancías español. Su cuota sobre el transporte terrestre sigue siendo ínfima, menor del 4%, y se ha mantenido así durante años.

 El impulso al tráfico ferroviario que propone Fomento se basa, principalmente, en dos estrategias: mejorar los accesos ferroviarios a los puertos y hacer de Renfe Mercancías una empresa viable. A esto se incluye la intención del Gobierno de establecer autopistas ferroviarias con Francia, recientemente retomada.

El Plan Estratégico 2017-2019 de Renfe Mercancías, presentado en abril, tiene como objetivo que la empresa pública vuelva a la rentabilidad en un plazo de tres años. 

Para mejorar el tráfico internacional de mercancías por ferrocarril, Francia y España han relanzado la puesta en marcha de dos autopistas ferroviarias entre ambos países, a través de una convocatoria de manifestación de interés que supone el primer paso para conocer si es o no viable la infraestructura.

Transporte por ferrocarril: Ventajas.

No obstante, el transporte ferroviario de mercancías también presenta una serie de ventajas:

  • Envío económico con respecto al transporte por carretera y el aéreo.
  • Mayor sostenibilidad y respeto al medio ambiente provocada por la reducción de las emisiones de CO2.
  • No existen restricciones en cuanto a la carga, es decir, se puede realizar el transporte de todo tipo de mercancía.
  • Mejora en la seguridad de las mercancías en comparación con otros medios.
  • Menor índice de siniestralidad.
  • Más capacidad de almacenamiento , puesto que se puede transportar un gran volumen de carga durante trayectos muy largos.
  • Es posible la realización de intermodalidad , en el caso de que fuese necesario.

Transporte por ferrocarril: Desventajas.

Por consiguiente, como podemos imaginar, también supone una serie de desventajas que provocan que éste medio no sea uno de los más utilizados para el transporte de mercancías. A continuación, mostramos las más destacadas:

  • Necesidad de infraestructuras.

    Es un medio de transporte que requiere de las vías para funcionar, es decir, está condicionado a la existencia de infraestructuras que son inexistentes en algunos países de Europa. Además, esto quiere decir que, a diferencia de otros medios son muy reducidas las ocasiones en las que puede llegar al almacén o instalación final de destino de la mercancía.

  • Intermodalidad obligatoria.

    El transporte ferroviario siempre es un transporte intermodal puesto que requiere del transporte por carretera para transportar la mercancía hasta su destino final, como ya hemos señalado.

  • Costes de fricción altos.

    Esto se refiere a los transbordos de la carga que suelen ser muy caros para el transporte ferroviario. De hecho, este gasto es el que supone una mayor desventaja para los exportadores españoles a la hora de escoger el medio de transporte en el que enviar sus mercancías. Dicho coste normalmente representa entre un 25% y un 40% del gasto total de este medio de transporte.

  • Ancho de las vías.

    El ancho de las vías puede ser distinto entre unos países y otros, por lo que podemos tener dificultades a la hora de realizar el trasbordo de las mercancías, además de que suponen un gasto importante de dinero y tiempo.

 

¿Por qué el transporte por ferrocarril no es atractivo para las empresas?

En España, el transporte de mercancías por ferrocarril continua sin ser un medio atractivo para las compañías dedicadas al sector del transporte, las cuales continúan con su preferencia en cuanto al transporte por carretera debido a su eficiencia y versatilidad en los envíos.

No obstante, existen diversas razones por las que las empresas escogen otros medios de transporte frente al ferroviario. La mayoría de ellas se encuentran relacionadas con los altos costes derivados del ferrocarril, así como de la limitada flexibilidad de la que dispone. Esto se debe a que para que este medio de transporte resulte competitivo es necesario contar con cargas elevadas y de larga distancia.

En cuanto a lo que se refiere al transporte de mercancías, también se reflejan opiniones y perspectivas negativas que generan dificultad para que este medio sea capaz de competir con el transporte por carretera. Los representantes de los usuarios del sector indican que el funcionamiento de las terminales es un factor determinante que limita el atractivo del transporte de mercancías ferroviario por “su capilaridad” y “limitaciones en la gestión”. Asimismo, demuestran una mayor conformidad con los servicios prestados por los competidores de Renfe Mercancías, alegando la mala relación calidad precio ofertada por esta compañía.

Dichas empresas competidoras han mostrado sus dificultades para posicionarse en el mercado debido a las diversas barreras existentes respecto al transporte ferroviario, como puede ser el acceso al material rodante o la fuga de maquinistas.



Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage