Transporte internacional y aduanas


 

En el transporte internacional de mercancías, las aduanas son una realidad que hay que tener en cuenta. 

Las aduanas tienen su origen en los derechos de portazgo medievales, había que pagar una cantidad para mover mercancías por determinados lugares. Esas funciones han ido cambiando, y en la actualidad una aduana, además de cumplir una función fiscal, también cumple seguridad y salud pública.

La principal función de las aduanas es el control de mercancías que entre en un determinado país para asegurar el cobro de las tasas e impuestos correspondientes. En la Unión Europea estas se han eliminado entre países miembros, pero en las fronteras exteriores, los gobiernos las mantienen para proteger la producción nacional imponiendo aranceles.

En una aduana, además de controlar lo que hay que pagar, hay que controlar también, la licitud de la mercancía para prevenir el contrabando o el narcotráfico.

Las empresas de transporte internacional tienen que asegurarse que trabajan con gente confianza que responda ante cualquier imprevisto.

 

Según lo acordado por la Organización Mundial del Comercio (OMC), la tendencia en el comercio internacional es la de reducir aranceles. Parece que las aduanas no van a desaparecer. Las empresas están especializadas en trámites aduaneros, teniendo la categoría de agentes.

< Atrás
Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage