¿Cómo calcular el peso volumétrico?

Con el calculo del peso volumétrico podrás comparar el volumen de tu envío con el peso real del mismo.

Si te dedicas al sector del transporte o la logística el peso volumétrico será un aspecto fundamental con el que trabajas en tu día a día. Por ello, su cálculo es un factor del que no debes olvidarte puesto que a partir del cálculo de éste podrás comparar el volumen de tu envío con el peso real del mismo.


¿Qué es el peso volumétrico?

El peso volumétrico, por tanto, constituye una medida utilizada habitualmente en el sector y que resulta fundamental a la hora de establecer las tarifas del transporte. Esto es así puesto que siempre que se va a realizar cualquier envío lo importante será que sepas si éste viene determinado por el peso real de los bultos o por su dimensión.

La principal función del peso volumétrico en el transporte de mercancías es calcular las dimensiones que va a tener el paquete objeto del envío, es decir, queremos saber cuánto midel el alto, el ancho y el largo del bulto. Este cálculo nos permite conocer el tamaño cúbico del que dispone la mercancía.

Cabe destacar que entre el peso volumétrico y el peso real, la mayoría de empresas de transporte suelen usar el que mayor peso tenga.

Dicho esto, te preguntarás, y ¿cómo calculo el peso volumétrico de mi envío? Te lo explicamos a continuación.

¿Cómo se calcula el peso volumétrico de un envío?

Antes de nada, para realizar un cálculo adecuado del volumen de tus bultos debes comparar el peso volumétrico de los mismos con su peso real, de la cual utilizaremos la cantidad más alta de las dos.

Además, debes tener en cuenta que para determinar el coste que va a suponerte la expedición de la mercancía existen dos factores que debes valorar:

  • El peso real de las mercancías, sobre todo, cuando estas son muy pesadas pero de un tamaño moderado.
  • El peso volumétrico de las mercancías que tengan grandes dimensiones pero sean muy livianas.

Una vez aclarado este aspecto, podrás pasar a realizar el cálculo del peso volumétrico de la mercancía objeto del envío. Generalmente, dicho cálculo se realiza mediante una fórmula que sirve tanto para el transporte terrestre, - únicamente para mercancías apilables-, marítimo, aéreo, por ferrocarril y de paquetería.

La fórmula se establece de la siguiente manera:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Volumen (m3) x Factor de conversión (m3/kg)

Si desglosamos la fórmula, lo que en realidad tendríamos sería esto:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Largo (m) x Ancho (m) x Altura (m) x Factor de conversión (m3/kg)


Asimismo, no debes pensar que este es el único cálculo que podemos realizar a la hora de realizar el tarifario de nuestra carga, sino que también existe otro factor que debes tener en cuenta a la hora de realizar el envío de tus mercancías: el peso tasable o facturable.


¿Qué es el peso tasable?

El peso tasable es muy utilizado para el transporte de mercancías ya que a través de él se pueden precisar los kilos por los que el envío va a ser tasado y, por consiguiente, por los que se va a facturar el envío. Para que quede un poco más claro, explicamos a continuación cómo se realiza el cálculo de este indicador.

¿Cómo se calcula el peso tasable de un envío?

Para medir este factor, no solo se debe tener en cuenta el volumen con el que cuenten las mercancías que quieras transportar, sino que también debemos realizar dos cálculos distintos dependiendo de si las mercancías son apilables o no.

En primer lugar, la fórmula para las mercancías apilables o remontables será:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Volumen (m3) x Factor de conversión (m3/kg).

Donde el factor de conversión para el transporte terrestre internacional será de 333 kg/m3, mientras que para el nacional será de 250 / 270 kg/m3. Excepto en el caso de las Islas Canarias y Baleares, para las cuales siempre será de 333 kg/m3.

Como habrás podido observar, lo primero será realizar la fórmula del peso volumétrico de la mercancía, para, posteriormente, pasar a compararlo con el peso real de las cargas. La cantidad mayor resultante corresponderá al peso fracturable y se utilizará para hacer el cálculo del envío según la tarifa seleccionada.


En segundo lugar, pasaremos con las mercancías no apilables, es decir, aquellas que superan los 120 centímetros de altura. Una vez pasado este límite, la altura ya no nos sirve para calcular el peso volumétrico, puesto que la carga no se podrá apilar de todas formas. Entonces, el procedimiento a seguir no será otro que el de coger los metros lineales de la mercancía (LDM), es decir, lo que mide la base de la carga entre el ancho del camión (2,55 como máximo).

En el caso de que la mercancía no sea remontable, es decir que no se pueda apilar una encima de otra, el peso se calculará sin tener en cuenta el factor altura de la mercancía, es decir, realizaremos el cálculo como si esa mercancía ocupase la altura máxima del camión.

La fórmula para las mercancías no apilables será:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = LDM x Factor de conversión (LDM/kg).

O lo que es lo mismo:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Largo (m) x Ancho (m) x Factor de conversión (LDM/kg).

El factor de conversión se basa en diferentes tipos de mercado, en los cuales existe un patrón diferente para cada uno de ellos:

  • Transporte peninsular: 1750 kg/LDM.
  • Transporte Islas Canarias y Baleares: 1750 kg/LDM.
  • Transporte internacional: 1800 kg/LDM.

¿Cómo se calcula el peso tasable para un envío aéreo?

Por último, en el caso del transporte aéreo, la fórmula aplicable será la misma que para los envíos terrestres de mercancías apilables:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Volumen (m3) x Factor de conversión (m3/kg).

Hay que destacar que, para este tipo de transporte, el factor de conversión es diferente de los anteriormente citados, siendo éste de 176 kg/m3.

Ejemplo de cálculo en envíos aéreos.

Si queremos realizar un envío de un europalet con origen en España y destino en Estados Unidos, cuya altura es de 130 cm y un peso de 170 kg. El cálculo del peso volumétrico se calculará con la formula que acabamos de exponer en el apartado anterior, es decir:

PESO VOLUMÉTRICO (kg) = Volumen (m3) x Factor de conversión (m3/kg) = 1,2 x 0,8 x 1,3 x 167 = 208,42 kg.

Esto quiere decir que el peso volumétrico es de 208,42 kg lo cual supera la peso real del envío que era de 170 kg, por lo que en este caso el peso tasable del envío será el mismo que el peso volumétrico por ser el mayor de los dos.


¿Cómo se calcula el peso tasable para un envío marítimo?

Para los envíos marítimos el calculo a realizar es mucho más sencillo, puesto que el factor de conversión con el que nos encontramos en este caso es de 1 tonelada por metro cúbico. Por tanto, los únicos cálculos que tenemos que realizar son para compara el volumen de las mercancías con el peso real que tiene en toneladas y escoger el mayor de ambos que se corresponderá con el peso tasable del envío.

Ejemplo de cálculo en envíos marítimos.

Si queremos realizar un envío de un europalet con origen en España y destino en Canadá a través del barco y el palet mide 190 cm de alto y cuenta con un peso de 500 kg, su volumen se calculará de la siguiente manera:

VOLUMEN (m3) = Largo (m) x Ancho (m) x Alto (m) = 1,2 x 0,8 x 1,9 = 1,82 m3.

Una vez tenemos el volumen de dicho palet lo comparamos con el peso real pasado a toneladas, es decir, en este caso serían 0,5 toneladas. Por tanto, como resultado obtenemos que el volumen es mayo que el peso, por lo que el envío se tasará en función del volumen (1,63 m3).



Volver al Blog

Nuestro Blog


Encuentra de manera actualizada toda la información sobre el sector del transporte de mercancías por carretera y logística en España.

Visita nuestra web para descubrir los servicios que podemos ofrecerte como empresa o transportista.

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage