Claves para exportar a China

Cómo exportar a China

El hecho de exportar a China significa mantener una relación laboral con una de las economías más grandes del mundo, en concreto, la segunda después de EEUU. Además, es un mercado que resulta muy llamativo en el ámbito del comercio internacional, ya que evoluciona a pasos agigantados y es el mayor exportador del mundo.

Asimismo, durante los últimos tiempos las importaciones a este país han ido aumentado de igual manera con productos como ropa, productos de cosmética, accesorios, joyería, etc, hecho que ofrece una gran oportunidad para aquellos países que estén interesados en introducirse en este mercado.

Para ser más concretos, los productos que más se exportan desde España con destino a China son aceite de oliva y vino, aunque últimamente también está pisando fuerte en otros productos.

En el post de hoy, queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre el funcionamiento de las exportaciones a China, los productos más exportados, los procesos a llevar a cabo y las condiciones del mercado asiático.

Y es que, aunque si te dedicas al sector del transporte seguramente estés familiarizado con el comercio internacional y las exportaciones, también sabrás que cada país es un mundo y tiene su propia forma de hacer las cosas, requisitos, normativas, costumbres, etc. Y China no es una excepción de ello, es más, podríamos decir que es uno de los países que más peculiaridades presenta debido a su extensión y diferencia cultural respecto a los países europeos y, más concretamente, España.


¿Cuáles son los requisitos para exportar a China?

Elegir el producto

Lo más importante es que decidas el producto que va a ser más adecuado para tu exportación a China. En este sentido, debes fijarte en los sectores que mayor éxito tienen en el país en cuanto a las exportaciones, es decir, cuáles son los productos que más se importan desde China.

Entre los más destacados se encuentran, por supuesto, los productos agrícolas como los ya mencionados, aceite de oliva o vino. Además, cabe señalar el sector de la producción de acero y el de la automoción.

Según OEC, en 2017 China importó 1,54 billones de dólares, aspecto que lo convierte en el segundo importador más grande del mundo. Durante los últimos cinco años las importaciones de China han crecido a una tasa anual del 1,3%, de 1,42 billones de dólares en 2012 a 1,54 billones de dólares en 2017.

Las importaciones más recientes son lideradas por circuitos integrados y microestructuras electrónicas, que representa el 13,5% de las importaciones totales de China, seguido por petróleo crudo o minerales bituminosos, que representan el 9,4% tal y como se muestra en la tabla que mostramos a continuación.


Medios de transporte para exportar a China

Normalmente y como es en el caso de España, para la exportación a China suelen utilizarse las siguientes soluciones logísticas o medios de transporte:

Transporte marítimo

Casi toda la mercancía que llega a China objeto de una importación lo hace por vía marítima. En concreto, tiene un volumen de importaciones por mar del 52,8%.

Sus principales puertos son Xiamen, Shanghái, Tianjin, Ningbo, Quingdao y Shenzen.

El transporte marítimo es ideal para mercancías como la construcción, mercancías peligrosas o carga perecedera de larga duración y no perecedera en gran cantidad.

Transporte aéreo

China tiene alrededor de 50 aeropuertos para el tráfico de mercancías. Sin embargo, los principales aeropuertos para el comercio internacional son los de Beijing, Shanghai y Hong Kong, los cuales cuentan con infraestructuras especiales para manejar todo tipo de mercancía sin problemas, al igual que almacenamiento frigorífico.

Como podrás imaginar y probablemente sepas, este medio de transporte es más adecuado para envíos que han de ser más rápidos o urgentes, productos lujosos o de gran valor, mercancía perecedera y productos farmacéuticos o medicamentos.


Barreras de exportación a China

Barreras arancelarias

China es un país extranjero o tercer país que no pertenece al Territorio Aduanero de la Unión, por lo cual, a la hora de realizar exportaciones hacia este país tendremos que pagar la tarifa correspondiente por ello. De esta manera, lo recomendable será contar con la ayuda de un experto en este sentido para asegurarte que la clasificación arancelaria de tus mercancías es la correcta para la exportación con destino a este país, así como para que estés al tanto de los beneficios arancelarios de los que podrías sacar partido.

Barreras no arancelarias

También existen otros aspectos que debemos tener en cuenta porque pueden suponer un inconveniente si no caemos en ellos a la hora de exportar de forma adecuada:

  • En caso de que vayas a exportar alimentos, debes asegurarte de que tienes todos los certificados sanitarios, veterinarios y fitosanitarios, que dependerán en función del producto que sea.
  • Las normas técnicas para la comercialización de ciertas mercancías, como medicamentos.
  • Los controles de Ministerios sectoriales sobre ciertos artículos.


Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage