Coste de adquisición logístico: ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se calcula?

Si quieres que la logística de tu negocio cuente con los menores errores posibles, una parte muy importante que va a determinar tu éxito logístico es un buen cálculo de los costes de adquisición. Pero antes de aprender a calcularlo tenemos que tener muy claro qué son los costes de adquisición en la logística.

Coste de adquisición logístico, qué es y cómo se calcula

Qué son los costes de adquisición en la logística

El coste o precio de adquisición, ya sea de una operación, servicio o producto consiste en añadir todos los elementos y materias primas al precio de compra que se pagará por el mismo. Por tanto, incluye todos los costes añadidos que se requieren hasta que la materia o mercancía se encuentre en el almacén para empezar a formar parte de la cadena de suministro.

Entre estos gastos se encuentran, por ejemplo, la mano de obra de los operarios que han trabajado el producto, el sueldo de los operarios y todos los encargados participantes en los procesos de la cadena, costes de producción, gastos de transporte, financiación, etc.


Cómo se calcula el coste de adquisición

Como ya habrás podido observar, existen multitud de gastos que se incluyen a la adquisición o aprovisionamiento de un producto. En este sentido, podemos agruparlos en dos grupos principales: el coste de adquisición y el coste de fabricación.

El coste de fabricación del producto incluye todos los costes o gastos que conlleva producir unas determinadas unidades de producto. Estos costes se pueden dividir en costes directos y costes indirectos. Asimismo, si los productos son fabricados por la misma empresa, dichos costes se incluyen en el total del coste de adquisición.

De esta forma:

Los costes directos se incluyen todos aquellos que se encuentran dentro de la producción, como el coste de los operarios, materia prima, almacenaje, manipulación, coste del producto, etc.

Los costes indirectos son aquellos que no se pueden agregar a un producto, sección o departamento. Entre ellos se incluyen los gastos del local como pueden ser alquiler, luz, agua, salarios administrativos, etc.

Por ello, a veces es complicado calcular el precio unitario de adquisición para poder controlar bien nuestros gastos y poder conseguir una mayor rentabilidad. Sin duda, el mayor reto es saber cómo imputar estos gastos en el producto final.

El reparto de gasto o imputación se puede realizar en función de varios factores: unidades de producto, peso, volumen, precio, dificultar de manipulación, etc., aunque el más común es el de repartir o imputar los gastos en función de las unidades y los precios.


Diferencia entre coste de adquisición de producto y servicio y coste de adquisición de cliente

Ambos términos son fundamentales para la correcta gestión de un negocio, pero no deben confundirse. Por una parte, el coste de adquisición de un producto supone el gasto que queremos invertir para obtener la materia prima e incorporarla a la cadena de producción.

Por otra parte, el coste de adquisición de un cliente (CAC) hace referencia a la inversión económica que se necesita para ampliar el mercado y conseguir un cliente nuevo. De esta forma, cada vez tendremos una mayor capacidad de decisión a la hora de saber cuánto debemos gastar para obtener más ventajas y decidir si están funcionando nuestras estrategias o debemos cambiar algo.



Fuentes: https://www.tradelog.com.ar/blog/coste-de-adquisicion-en-logistica/ / https://retos-operaciones-logistica.eae.es/la-importancia-del-coste-de-adquisicion-para-la-supply-chain/



Fecha actualización: 14 de Mayo de 2021 a las 11:33

Compartir en:


Volver al Blog

¿Quieres enviar mercancías al mejor precio?

Regístrate gratis en nuestra plataforma

5€

¡¡¡ 5€ de descuento en tu primer envío !!!


Presupuesto Gratis

Buscador


Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter,Y te enviamos a tu mail las mejores noticias del mundo del transporte. ¡Y no te pierdas Nada!