Drones y Logística: Qué beneficios aportan



Drones y Logística: Qué beneficios aportan

Drones y Logística

Cada vez son más y más el número de drones que vemos a diario en el cielo, sobrevolando nuestras cabezas, ya sea en la ciudad, en el campo o incluso en un almacén. 

Esta tecnología se trata de un vehículo ligero no tripulado, que se caracterizan por ser capaces de mantener de forma totalmente autónoma un nivel de vuelo controlado y sostenido.

Los drones se han convertido en uno de los avances clave del futuro de la tecnología moderna, y se utilizan diariamente en actividades tan diferentes como la medición de la polución, la promoción inmobiliaria o el control de las fronteras.

Como era de esperar, poco a poco los drones están cobrando importancia en el sector de la logística debido a su gran potencial, hasta tal punto que ya están siendo parte formativa de algunos cursos de logística integral.


Drones: Origen y Funciones

Los drones son conocidos también por el término UAV. Esta nomenclatura sale de las siglas que hacen referencia al término inglés “Unmanned Aircraft Vehicle”. Es debido a que el dron tiene un vuelo sostenido, similar al de un zángano, que ha obtenido el nombre “drone”, ya que es la palabra en inglés que define al ya mencionado insecto.

Como la mayoría de los avances tecnológicos a lo largo de la historia, los drones comenzaron a utilizarse en guerras y conflictos bélicos (como por ejemplo en la Guerra del Golfo o en Bosnia), ya que estos son perfectos para infiltrarse en zonas peligrosas de combate y se evita con su uso poner en riesgo vidas humanas.

Fuera del ámbito militar se utilizan en labores cinematográficas (para grabar escenas peligrosas desde el aire), en labores científicas y de investigación, para hacer fotografías... También en el sector de la seguridad vial: Los drones son muy utilizados para dar apoyo a la DGT o a los bomberos durante la extinción de incendios, así como en el entretenimiento digital para grandes y pequeños.

Asimismo, el uso que más se está dando a estos dispositivos en la actualidad es el de herramienta de control y gestión del almacén, puesto que al estar en un espacio cerrado su control es más sencillo al igual que su gestión que no puede afectar a terceras personas en vías públicas. Dichos aparatos en logística se utilizan para funciones relacionadas con:

  • Operaciones de inventario: realizando sobre todo funciones de control a través de lecturas RFID o para funciones como encontrar referencias en las estanterías, etc.
  • Mover artículos: estos dispositivos también son capaces de realizar movimientos de mercancía mientras éstas no superen su peso máximo.
  • Vigilar las instalaciones: también tienen la capacidad de realizar funciones relacionadas con la seguridad del almacén y la vigilancia y control del mismo, evitando posibles intrusos.
  • Preparación de pedidos: por último, pueden mover las mercancías hasta la zona de preparación de pedidos aportando cierta eficacia y rapidez en los procesos.

Drones: Características

  • El peso máximo que pueden llevar normalmente es de 3 Kg.
  • Su autonomía suele ser de entre los 10 y 30 minutos.
  • Pueden volar hasta una altura máxima de 100 metros.
  • El precio de un equipo básico puede ir desde los 60 a los 200 euros. El precio de un dron profesional es de 1.500 euros aproximadamente.
  • Tienen un radio de autonomía de unos 20 km.

Drones y Logística

Sin duda, si algún sector ha revolucionado el uso del dron estos últimos años, ha sido el sector de la logística. Ha sido tal el aumento del uso del dron en las cadenas de suministro que, debido a ello, las empresas solicitan cada vez más personal cualificado y con estudios especializados en logística y supply chain.

Pese a ello, el uso de dichos aparatos todavía necesita traspasar algunas barreras tanto legislativas como operativas para poder aprovechar su uso completo en la logística.

Además, cabe destacar que este aparato de distribución puede ser de dos tipos:

Dron aéreo

Este quizás sea el más conocido por todos, ya que es el más llamativo de los dos y quizás te suene porque más que en el mundo de la logística y las empresas se ha implementado en el mundo del entretenimiento y se ha convertido para muchos en un juguete muy caro a pesar de todo el potencial que podría tener para la distribución. Sin embargo, esta tecnología, por el momento, se mantendrá siendo únicamente un entretenimiento, debido a los siguientes motivos:

  • Necesita de infraestructuras como almacenes próximos, debido a su poca autonomía.
  • Solo puede transportar una carga.
  • Si necesitase hacer una entrega en una 12º planta de un edificio, ¿cómo lo haría?.
  • Cierto peligro para las personas que caminan por la calle.
  • Riesgo por el clima.
  • Los pilotos de drones cobran más que los repartidores convencionales.
  • Se necesitaría un permiso de las autoridades de Aviación Civil y de los Ayuntamientos.

Estos son los principales motivos por los que esta tecnología aún no se ha implantado como método de distribución y entrega.

Dron terrestre

Por otra parte, también existen los terrestres, que son un poco más lentos que sus hermanos aéreos pero, en contraposición, cuentan con una capacidad de carga superior a ellos. No obstante, a la hora de la logística también presentan algún que otro inconveniente que dificulta su capacidad de distribución:

  • También necesita de almacenes próximos debido a su autonomía escasa.
  • El coste de un reparto sería bastante más caro que con los medios convencionales.
  • Solo puede transportar una carga.
  • Si necesitase hacer una entrega en una 12º planta de un edificio, ¿cómo lo haría?
  • Cierto peligro para las personas que van caminando por la calle.
  • Puede encontrarse con obstáculos en la calle que no sea capaz de superar (escaleras, bordillos...).
  • Se necesitaría un permiso de las autoridades de Aviación Civil y de los Ayuntamientos.

Como se puede ver, todavía queda mucho camino por recorrer en cuanto a la implementación de dichos aparatos en el sector de los envíos y la distribución para las empresas. Pero, como también hemos comentado, ya comienzan a cobrar sentido para otras tareas como la gestión del negocio y, más concretamente, del almacén, ya que a través de las tareas dentro de estas instalaciones se eliminan casi todos los inconvenientes de los que hablábamos anteriormente, ya que se gestionan internamente y no existen terceras personas que puedan verse afectadas por el uso o no de dicho aparato.

Drones y Logística


Drones: Beneficios

Pese a que, como es normal, los drones tienen tanto sus virtudes como sus defectos, vamos a destacar aquellos puntos fuertes que tienen y los beneficios que nos aportan:

  1. Reducción del coste del transporte: Los drones permiten realizar de forma más sencilla y económica (ya que son autónomos) según qué tipo de repartos diarios.
  2. Menor aglomeración en espacios aéreos: Los drones consiguen una mayor rapidez en la entrega, facilitando la gestión de un mayor número de pedidos.
  3. Acceso a mayor población: Los drones pueden acceder a zonas de difícil acceso o zonas rurales donde no se podría acceder de otra forma, gracias a eso se puede proveer de productos a mucha más población.
  4. Reducción de emisiones CO2: Los drones son una alternativa válida al transporte de paquetería de toda la vida, por ello su uso reduce inevitablemente el uso del transporte por carretera y, por tanto, también reduce la contaminación. Favorece tanto el medio ambiente como agiliza el transporte en las autovías.

Drones: Inconvenientes

Inversión importante.

Como todas las nuevas tecnologías, para poder implantarlas en nuestra empresa necesitan de una inversión inicial que nos permita financiarlas.

Entrega sí o sí.

Los drones son máquinas, por lo que no serán capaces de ver si una persona se encuentra para poder entregarle el paquete, por tanto, en caso de que no ser así, lo entregarán igual. En consecuencia, se debería implantar un sistema o estrategia que conforme una solución en estas situaciones.

Mayor tráfico aéreo.

La gran mayoría de envíos realizados a través del comercio electrónico no superan los 2 kilos y medio, es decir, un poco por debajo de la cantidad de peso que es capaz de soportar un dron. Por lo que si se utilizasen estos dispositivos para estos envíos tendríamos un espacio aéreo saturado de ellos, por lo que se deberían establecer rutas para los mismos, lo cual puede traer algunos problemas, incluidos la propia privacidad de las personas.


Drones: Retos

A continuación mencionamos algunas de las barreras que hay que superar y algunos de los retos que hay que afrontar en estos próximos años para que el uso de drones en la logística sea una realidad cada vez mayor:

  1. Creación de estaciones de carga: Los drones necesitan cargarse ya que su tiempo de autonomía es limitado, por ello, crear estaciones de carga debe volverse una prioridad ya que, aunque no necesiten carreteras ni vías para llegar a lugares apartados, su radio de acción está limitado por su autonomía.
  2. Reducción del riesgo de accidentes: Pese a que los drones viajan por vía aérea y da la sensación de que no pueden afectar al tráfico en las carreteras, existe el riesgo de que pierdan el control y caigan, impactando contra personas o vehículos y produciendo graves accidentes.
  3. Mejora de la legislación: La legislación española actual no se ha adaptado todavía al uso de drones en en ámbito logístico. Debemos seguir trabajando para que tanto la legislación como la sociedad sigan trabajando para integrar, esperemos que en un futuro cercano, el posible uso de estos dispositivos en el sector de la logística.
  4. Aumento de la capacidad de carga: Los drones sufren limitaciones importantes sobre el peso que pueden transportar. Pese a que mercancía de los ecommerce suele ser liviana (paquetería), todavía hay un gran número de envíos que no se pueden realizar de ninguna forma con los drones actuales (bultos grandes, palets...).

No cabe duda de que los drones cada vez más están ganando importancia y, sin duda, su propia existencia plantea retos interesantes y nuevas posibilidades para el sector de la logística. Lamentablemente, todavía queda mucho desarrollo e investigación por delante, además de la necesidad de superar estas barreras tanto legislativas como operativas para las que, de momento, aún no tenemos solución.



Compartir en:

Volver al Blog