El operador logístico, la clave para impulsar tu negocio

Un operador logístico es aquella empresa que organiza los procedimientos de una o varias fases de su cadena de suministro (aprovisionamiento, transporte, almacenaje, distribución e incluso algunas fases del proceso productivo), a la vez que organiza, gestiona y controla dichas operaciones mediante el uso de infraestructuras físicas, de tecnología y de sistemas de información propios o ajenos.

Operador logistico

El operador logístico responde ante su cliente por aquellos bienes y servicios acordados, intermediando entre estos y es su interlocutor directo.

Un operador aumenta las probabilidades de éxito del negocio, ya que puede convertirse en un socio estratégico capaz de aportar un valor añadido a las transacciones comerciales. Externalizar el departamento de logística es un método eficaz de rentabilización del negocio y de obtención de un buen servicio a cargo de profesionales especializados, los cuales pueden ayudarte a establecer la planificación de envíos logísticos a la perfección.

Cuando una empresa se plantea dar el salto al mercado internacional, debe tener en cuenta que ampliar el volumen y el alcance del negocio puede ser un arma de doble filo, sobre todo si decide gestionar el almacén propio de forma interna (y sin tener los medios necesarios). Gracias al auge del comercio electrónico, la logística ha emergido como un factor estratégico para cualquier negocio. Como consecuencia, las empresas aumentan su volumen de negocio y las acciones logísticas y de distribución se tornan más complejos, haciendo que una decisión inapropiada pueda suponer el enfrentamiento a más gastos financieros y el riesgo de remitir un peor servicio a los consumidores.

Como responsable de la empresa, es importante que sepas todo lo que puede ofrecer una asociación con un operador logístico. Conseguirás aumentar la productividad y disminuir la carga de trabajo en este ámbito, para que puedas dirigir los esfuerzos al desarrollo de la propia empresa.


Operador Logístico de Transporte: Beneficios

¿Cuáles son los beneficios de contratar un operador logístico de transporte?

Control de gastos

Al publicar la carga en la plataforma Transeop, antes de contratar cualquier servicio se sabría el precio final de la operación. Luego se comparte dicha carga con todos los transportistas y empresas de este tipo que utilicen la plataforma, lo que los obliga a competir entre ellos con sus costes para obtener la carga. Esto hace que el precio final sea el mínimo posible entre toda nuestra red de transportistas.

Rapidez

Al externalizar el servicio por carretera fuera de tu empresa, se consigue un servicio mejor. Tu operador logístico se encarga de todo gracias a que cuenta con todo un equipo especializado en el sector. Así, tú aprovechas una red de distribución ya establecida, tanto nacional como internacional, sea cual sea el tamaño de tu envío, y puedes despreocuparte sabiendo que tu envío llegará a tiempo.

Experiencia

Lo normal es que una empresa no tenga conocimientos de logística, traslado o distribución, más aún si su línea de negocio no tiene nada que ver con el sector. Al externalizar las acciones logísticas delegas una parte crítica de tu negocio en una empresa con amplia experiencia en el sector, que conoce al dedillo todas las actuaciones y se encarga de cualquier tipo de papeleo (certificados, aduanas)… Así puedes decir adiós a aquello que no puedes controlar y concentrar todo tu potencial en aquello que dominas a la perfección. 

Posibilidad de expansión

Los operadores más experimentados pueden conseguir que la compañía adquiera la capacidad logística suficiente para entrar en nuevos países o integrar prestaciones que atribuyan un valor a la empresa ("tracking" o seguimiento digitalizado en las entregas, tracks en directo del lugar en el que están los camiones, etcétera).

Mejora de calidad y nivel del servicio

Quienes acuden a operadores logísticos se benefician de un incremento importante en cuanto a la efectividad y capacidad de servicio, lo que contribuye a que el cliente final se encuentre más satisfecho y se fidelice con nuestra empresa, es decir, que vuelva a contar con nosotros para futuros servicios.

Funciones del operador logistico


Funciones de un operador logístico

Las principales funciones de los operadores logísticos son las siguientes:

  • Procesamiento de los pedidos.
  • Manejo de los materiales. El operador determina qué materiales y procedimientos se utilizarán a la hora de mover los productos tanto dentro de los almacenes como entre estos y los locales de venta.
  • Embalaje. El operador determina qué sistemas y formas de protección van a ser utilizados para los artículos.
  • Transporte de los productos. El operador determina los medios de transporte a utilizar y el establecimiento de las planificaciones de ruta. Para llevar a cabo esta función deberá cerciorarse de contratar los servicios de entrega que se adecuen al cliente y su mercancía, así como al tipo de operación a realizar. Además, será el encargado de realizar el tracking de las expediciones o envíos, así como de encontrar las rutas que resulten más eficientes y gestionar los trámites aduaneros en caso de que fuese necesario.
  • Almacenamiento. El operador selecciona la dimensión y las características de los almacenes. Dentro de dicha función se aconseja realizar procedimientos relativos a la manipulación, clasificación de los productos de los clientes, expedición y distribución de la misma.
  • Control de inventarios. El operador determina la cantidad de productos que tienen que estar disponibles para entregar a un cliente.
  • Sistemas informáticos. Para finalizar, entre las funciones de esta figura también está la de implantación de sistemas informáticos y tecnologías novedosas que faciliten los procesos y que permitan desarrollar una gestión de las entregas de productos sencilla. Por lo general, estos sistemas son los responsables de ejecutar funciones como la planificación de itinerarios logísticas y la gestión tanto de clientes y pedidos, como de administración de stocks y documentación, es decir, todos los procesos que integran la cadena de suministro.
  • PLV. Las siglas PLV hacen referencia a la Publicidad en el Lugar de Venta, es decir, el operador logístico se encargará de estudiar las mejores posibilidades existentes para publicitar el determinado producto para el que se hayan contratado las prestaciones. Esto irá en función de los requisitos con las que cuente cada minorista: si se trata de un minorista que oferta productos relacionados con el sector de la alimentación, el operador logístico nunca seleccionará un establecimiento que no cuente con cámaras frigoríficas o un sistema de mantenimiento de los artículos adecuados.
  • Merchandising. Asimismo, lejos de lo que podemos llegar a pensar, esta figura también realiza acciones relacionadas con la publicidad o merchandising de los productos asignados, esto quiere decir que se dedica a ejecutar acciones de marketing con el objetivo de conseguir una mayor rentabilidad en el negocio que ha contratado sus prestaciones, en concreto, en el punto de venta del mismo. Para llevar a cabo estas acciones o procedimientos, lo primero será reunir toda la información que pueda servir de ayuda para proceder a su posterior análisis y así poder trasladarla a distintos eslabones de la cadena de suministro, tanto anteriores como posteriores al que nos encontremos en ese momento.
  • Reutilización de productos. Muchos operadores logísticos realizan acciones relacionadas con la logística inversa, es decir, reutilizan los artículos excedentes y los que han sido devueltos a los proveedores por parte de los consumidores. Este factor se encuentra dentro de sus obligaciones en cuanto a la planificación y el control de la entrada y salida de materias primas y mercancías y cuenta con el objetivo final de sacar todo el partido posible a estos productos recuperando su valor, de manera que se introducen de nuevo en la cadena de producción y, después, en la de aprovisionamiento.

Funcionamiento del operador logistico


Criterios para la selección de un operador logístico

Cuando se va a seleccionar a este partner, es importante detectar qué clase de servicio y alcance se quiere, puesto que existen operadores integrales y otros que se especializan en una sola labor. Una vez definidos los requerimientos se debe verificar que esta figura cuente con:

  • Personal capacitado en el manejo de la carga específica según los requerimientos del cliente.
  • Póliza de seguros.
  • Equipos y tecnología (software de administración de inventarios y maquinaria de manipulación de productos, etc.).
  • Comunicación e información.
  • Seguridad y respaldo financiero.
  • Infraestructura (espacio de almacenaje, etc.).
  • Flexibilidad en el servicio.

¿Cómo sé que mi operador logístico está haciendo un buen trabajo?

Para asegurarte de que el operador logístico nos aporta la calidad de servicio que esperábamos al contratarlo, se establecen los Acuerdos de Nivel de Servicio, los cuales se disponen al comienzo de la relación empresarial y es pactada por ambas partes. Este escrito asegurará el buen cumplimiento de dicho documento y la correspondiente consecución de los objetivos por parte del operador logístico.


Acuerdo de Nivel de Servicio (ANS).

En el Acuerdo de Nivel de Servicio (ANS) quedan reflejados y documentados los principios de compromiso negociados. Los acuerdos más comunes suelen ser: prestaciones a realizar, objetivos a lograr y obligaciones contractuales a las que ambas partes se comprometen a cumplir y respetar.

Este acuerdo se establece entre el operador logístico (OPL) y el empresario en cuestión y van a quedar reflejados las responsabilidades y derechos de cada una de las partes firmantes.

Las cláusulas que suele contener un Acuerdo de Nivel de Servicio son las relativas a las prestaciones a realizar por parte del OPL, los objetivos que se persiguen y las obligaciones asumidas por las dos partes, así como su compromiso de cumplir y respetar todos estos aspectos.

En este sentido, los principales objetivos que persiguen este tipo de acuerdos son:

  • Formalizar la relación: A través del ANS se formaliza la relación entre el OPL y el empresario por la prestación de determinados servicios logísticos.
  • Establecer niveles de servicio: En este apartado entra todo lo relativo a los objetivos que se esperan del operador logístico y la manera de llevarlos a cabo, tales como pautas para la evaluación de las prestaciones logísticas ofrecidas, el escenario o lugar concreto en el que prestará sus funciones, la actuación en caso de incumplimiento con las correspondientes penalizaciones, etc.
  • Exponer los canales de comunicación: Aquí se contemplan todos los estándares o canales de comunicación y trabajo conjunto que han de tener lugar entre ambas partes durante la duración de los trabajos prestados por el OPL.

Grados de control logístico

Cuando se plantea crear una alianza con otra empresa llega el momento de negociar condiciones. Puede que, una vez llegados a ese punto, nos preguntemos: ¿Es necesario que la empresa que contrato tenga todo el control logístico? Dependiente de tu estrategia puede que te interese, aunque en algunas ocasiones puede que te convenga más llevar el control de ciertas actuaciones desde tu propia empresa. Esto es lo que se conoce como externalización y hace referencia a la derivación de labores a empresas u operadores con mayor experiencia o especialización.

Es por ello por lo que existen diferentes grados de control logístico, en función de los procedimientos que se hayan externalizado:

  • 1 PL (First Party Logistics): Consiste únicamente en la subcontratación de los envíos.
  • 2 PL (Second Party Logistics): Además del transporte, está fundamentado en la subcontratación del almacenaje de las mercancías.
  • 3 PL (Third Party Logistics): La externalización consiste en derivar problemas globales, como poner en funcionamiento la maquinaria o las herramientas de producción.
  • 4 PL (Fourth Party Logistics): El caso en el que los operadores logísticos obtienen mayor externalización, puesto que se encargan de optimizar el sistema de logística de la empresa que contrata sus prestaciones.

Por tanto, una vez tenemos clara la figura del operador logístico y las funciones que este desempeña, hay que tener en cuenta que antes de realizar cualquier externalización de las actuaciones de nuestra cadena de suministro debemos asegurarnos de que la empresa logística a la que le damos esa responsabilidad es lo suficientemente profesional y cuenta con la experiencia requerida para ello.



Fecha actualización: 25 de Junio de 2020 a las 12:09

Compartir en:


Volver al Blog

¿Quieres enviar mercancías al mejor precio?


Crear mi cuenta gratis

Buscador


Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter,Y te enviamos a tu mail las mejores noticias del mundo del transporte. ¡Y no te pierdas Nada!