ÚLTIMA MILLA: Envíos más rápidos y mejor preparados

Cada vez son más el número de negocios basados en un e-commerce que triunfan. Esto se debe a que los consumidores, más que nunca, buscan satisfacer sus necesidades de compra a través de este método, en el cual llevar a cabo un envío rápido hace tiempo que dejó de ser una opción.

Los consumidores quieren que sus envíos lleguen cuanto antes mejor y con esto me refiero a que sus expectativas están puestas en las entregas casi inmediatas que ya han experimentado de la mano de, por ejemplo, Amazon Prime.

En consecuencia a ello, actualmente existen multitud de empresas que compiten precisamente por mejorar este aspecto y sobresalir entre la competencia mediante el uso de nuevas tecnologías que permitan optimizar su cadena de suministro y aumentar el volumen de envíos o entregas que se realizan; de esta forma consiguen fidelizar al comprador y reducir los costes, de los cuales uno de los más importantes son los envíos en el mismo día en el que el cliente los pide.

entrega y envios de ultima milla

En el post de hoy, te explicamos con detalle en qué consiste la logística de última milla y cómo podemos combatirla.


¿Qué es la logística de última milla?

El término ”última milla” hace referencia al proceso final de toda compra realizada en un comercio online: la entrega de su pedido al comprador. Es decir, es el periodo de tiempo que pasa desde que el paquete sale del almacén o centro de distribución hasta que este llega al lugar estimado de entrega. Este paso es el más importante de la cadena de suministro y el que va a definir, en mayor parte, el grado de satisfacción de nuestro cliente final.

Como quizás estás imaginando, además de ser el más importante, también es el paso que más problemas suele dar para las empresas. La dificultad de la última milla viene dada por diversos factores que hacen más complicado el papel de las empresas en cuanto a la urgencia de sus envíos. Algunos de estos factores son:

  • Los clientes quieren que su envío sea el primero, el que más rápido llegue, es decir, el proceso de envío tiene que ser realizado en un espacio de tiempo muy corto, para poder cumplir con las expectativas y los compromisos de tiempo fijados con el consumidor.
  • El transporte suele realizarse en zonas urbanas, por lo que será inevitable contar con factores como el tráfico, los atascos, las calles peatonales a las que no se pueda acceder con vehículos, pocos sitios para realizar la descarga, etc., que va a provocar que el envío sufra más retrasos de los esperados.
  • La mayoría de envíos suelen ser de paquetes pequeños, por lo que esto hace que sean menos eficientes debido a que los transportistas tienen que realizar todo el trayecto únicamente para entregar ese paquete, es decir, no se aprovechan los huecos libres que tienen dichos transportistas.

Para dar solución a este aspecto y mejorar su competitividad, hay muchas empresas que han querido implantar en su cadena de suministro algunas soluciones como los armarios de entrega, el uso de drones, sistemas de economía compartida o robots.


¿Qué inconvenientes tiene la logística de última milla?

En consecuencia de la necesidad de realizar envíos cada vez más urgentes e implantar sistemas de transporte que sean capaces de soportar estos volúmenes de pedidos y llegar en tiempo récord a su destino, existen diversos factores que entorpecen y hacen que no todos los envíos tengan la eficiencia que se espera de ellos.

El principal problema de masificación de pedidos al que se enfrenta la última milla viene desencadenado, en su mayor parte, por el auge del comercio electrónico que aumenta notablemente el número de pedidos que se realizan al día y, por tanto, el número de pedidos que han de enviarse. ¿Alguna vez has visto que tu pedido estaba "en camino" pero el "camino" se ha alargado demasiado? Pues bien, estas sufriendo en primera persona los problemas de la última milla.

Y es que, en la mayoría de zonas rurales, los puntos de entrega a los que tienen que llegar los envíos puede que se encuentren en dos extremos completamente distintos de la zona, es decir, habrá que recorrer varios km de distancia para llegar desde uno a otro. En el caso de las ciudades es prácticamente la misma, puesto que aunque las paradas que tienen que hacer los transportistas para entregar los distintos envíos están más próximas entre sí, el tráfico hace que pierdan incluso más tiempo por ese motivo que en las zonas rurales.


¿Cómo hacer frente a la logística de última milla?

Como habrás podido observar, hay diversos factores que obstaculizan la posibilidad de realizar envíos más rápidos y eficaces. Sin embargo, existen factores que sí que podemos controlar desde nuestra empresa y poder destacar en nuestro sector.

Cabe destacar que solo el 25% de las empresas dicen estar preparadas para afrontar las exigencias que tiene la logística en los e-commerce. A continuación, te mostramos algunos de los aspectos que debes tener muy presentes para mejorar la logística de última milla:

  • Rutas de entrega optimizadas.

    Antes de realizar cualquier envío, ahorraremos mucho tiempo e imprevistos si planificamos las rutas de reparto previamente, de manera que se eviten los puntos en los que exista mayor tráfico o el paso sea imposible por determinadas circunstancias y se englobe el mayor número de entregas posible.

  • Otros modos de entrega.

    Cada vez vemos más los modos de entrega tipos ”click and collect”, es decir, aquellos en los que el cliente realiza la compra a través de la tienda online y la recoge en la tienda física o los puntos de recogida de la misma.

  • Vehículos comerciales ligeros.

    Estos vehículos, al contrario que los convencionales cuentan con una mayor agilidad a la hora de desplazarse por zonas urbanas. No obstante, en los próximos años se previente que los transportistas comiencen a utilizar vehículos híbridos o eléctricos, los cuales disponen de una mayor eficiencia y están mucho mejor preparados para realizar los repartos.


¿Qué costes supone la logística de última milla?

Como ya sabemos, los clientes están cada vez menos dispuestos a pagar el coste de un envío sin ninguna clase de descuento o promoción, por lo que la última milla puede suponer hasta un 50% del total. Debido a ello, los socios y los minoristas están obligados a contemplar un coste considerable.

Esto ha desencadenado que, los envíos sean cada vez más un aspecto revisado por las empresas para mejorar los procesos de distribución y los costes asociados a ella.

Por tanto, si quieres implantar en tu empresa la logística de última milla debes plantearte ciertos criterios internos a los que debes de prestar especial atención para que todo vaya sobre ruedas. Los pasos a seguir para que la implementación de este tipo de logística tenga éxito en el negocio son:

No empezar la casa por el tejado

Lo mejor siempre será empezar desde cero a establecer el modelo de negocio que queremos plantear. Aunque también puede darse el caso de empresas tradicionales que innovan con la última milla pero mantienen su modelo de negocio de retail, lo cual las hace un poco inflexibles.

¿Es mejor ser rápido o ser bueno?

La mayoría de negocios de toda la vida realizan sus envíos una vez que ya tienen el camión completo o los palets llenos, es decir, se centran más en ser buenos o eficientes que en la rapidez del servicio. Sin embargo, los nuevos negocios están preparados para realizar entregas en unas pocas horas, siempre tratando de optimizar la carga, aunque no sea su prioridad. Ya habrás observado que lo lógico será establecer un equilibrio entre la eficiencia y la velocidad, aspecto que podemos conseguir a través de la implementación de las nuevas tecnologías como puede ser un sistema de logística de este tipo.

Tecnología desfasada

Existe un problema extendido que dice que los sistemas de gestión informáticos que ya están implantados en muchas empresas en la actualidad, se han quedado desfasados puesto que si los utilizamos para llevar a cabo el funcionamiento de sistemas como el de este tipo de logística puede que nos estemos equivocando debido a que esos sistemas se crearon con el fin de gestionar las empresas convencionales de retail, que dan más prioridad a la eficiencia que a la rapidez, aspecto que va en contra de este tipo de filosofía. Por tanto, para enfrentar un nuevo desafío, necesitamos una nueva solución que nos lleve al éxito, por lo que lo ideal es un sistema de información que ayude tanto en la gestión como en la ejecución de tareas. En este sentido, ya hay tecnología que consigue recibir, preparar y entregar pedidos en una hora.


La transparencia en la logística de última milla.

La transparencia es un aspecto que juega cada vez un papel más fundamenta en el mundo de la logística y la última milla no es una excepción. Y es que, los clientes cada vez hacen más hincapié en tener conocimiento de toda la información del producto y, en consecuencia de su distribución antes de aventurarse a comprar cualquier artículo. En este sentido, casi todas las empresas cuentan ya con un código de seguimiento de sus envíos para que los clientes puedan tener información de cuál es el estado de su pedido y el lugar donde se encuentra el mismo. Así, damos una imagen transparente hacia el cliente y le transmitimos cierta fiabilidad de la marca puesto que cuentan con más visibilidad.

No obstante, para los consumidores ya no es suficiente, sino que quieren información a tiempo real para poder tener una visibilidad completa de su pedido. Es decir, si un cliente realiza un pedido hoy y la entrega es en el mismo día gracias a este tipo de logística, los clientes quieren tener un abanico de 4 horas mientras esperan su paquete, lo cual es realmente difícil para las marcas.



Fecha actualización: 4 de Marzo de 2022 a las 13:43

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme