Etiquetas para envíos de paquetes: ¿Cómo lo hago?

Es muy frecuente que a la hora de enviar un paquete con una empresa de transportes nos pidan que imprimamos la etiqueta de envío para que vaya con el paquete. Esto puede resultar un poco tedioso si no tienes una impresora a mano o simplemente te pilla en mal momento pero, aunque parezca un trámite poco útil en el post de hoy te contamos todos los beneficios que pueden aportarte las etiquetas para el envío de paquetes.

Etiqueta de envio

El principal objetivo cuando enviamos un paquete es que llegue en perfecto estado a su destino final, con las exigencias fijadas y dentro de los tiempos estipulados, y para todo esto es imprescindible tener la etiqueta de envío.

Tipos de etiquetas para envíos

Lo primero será analizar los tipos de etiquetas que existen para que puedas decidir cuál es la que se adapta a tu envío:

Bolsas porta documentos

Es una bolsa transparente que puede o no tener alguna rotulación. Sirven para introducir documentos que se tengan que anexar al paquete en sí, como puede ser un albarán o una factura. Pueden ser de diferentes tamaños y una de sus caras suele ser adhesiva para facilitar que se pegue al paquete.

Etiquetas para mercancías peligrosas

Estas etiquetas son específicas para la identificación de la mercancía peligrosa en cuestión. Suelen ser muy vistosas y estar compuestas por códigos y símbolos cada tipo de riesgo. Existe una regulación muy estricta en cuanto a la manipulación, almacenamiento y transporte de cada mercancía. Su uso es obligatorio y estar en sitios visibles del envoltorio del paquete.

Etiquetas especializadas

Estas son de carácter informativo, sobre todo para la persona encargada de manipular la mercancía para saber los cuidados que debe tener. También suelen ser muy vistosas e intuitivas y se utilizan para artículos sensibles a la electricidad estática, productos frágiles, que deben estar en vertical...

Etiquetas térmicas

Esta etiqueta es personalizable y se imprime en impresoras especiales, de forma rápida y con una gran calidad de imagen. Se suele utilizar cuando los envíos son muy frecuentes.


Errores en el etiquetado

Para que evites cualquier problema en el envío te presentamos algunos de los errores más frecuentes en el etiquetado para el envío de paquetes:

Etiquetar con pliegues

Los pliegues de las cajas durante la manipulación y el transporte suelen ser las áreas en las que se producen más contactos con otras mercancías, por lo que se desgastan más. Las etiquetas, en consecuencia, pueden llegar a dañarse o resultar ilegibles.

Datos incorrectos

Siempre hay que comprobar la información que hemos incluido en la etiqueta, datos del remitente y del destinatario, dirección de entrega, código postal, etc. Si existiese algún error corremos el riesgo de que el paquete no llegue a su destino.

No adherir bien las etiquetas

Si las etiquetas están mal pegadas al paquete pueden sufrir caídas o daños durante su manipulación y traslado pudiendo llegar a desprenderse y dificultando notablemente la identificación del paquete en cuestión.

No señalizar la mercancía peligrosa o frágil

Si no señalizamos bien la carga frágil esta puede sufrir deterioros porque el operario no sabrá los cuidados que tiene que tener durante su manipulación y transporte. Si no señalizamos bien la mercancía peligrosa incluso podríamos correr un riesgo nosotros mismos debido a la naturaleza de las mercancías. Para este tipo de mercancías es obligatorio seguir el reglamento europeo sobre etiquetado de sustancias y mezclas peligrosas (CLP). Lo ideal es que las etiquetas se coloquen en la parte superior de la mercancía, siempre dependiendo de las características del bulto en sí, pero siempre deben estar perfectamente visibles.



Fecha actualización: 16 de Julio de 2020 a las 10:10

Compartir en:


Volver al Blog

¿Quieres enviar mercancías al mejor precio?


Crear mi cuenta gratis

Buscador


Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter,Y te enviamos a tu mail las mejores noticias del mundo del transporte. ¡Y no te pierdas Nada!