INTELIGENCIA DE NEGOCIOS: Cómo tomar buenas decisiones

Dentro del mundo de las empresas y el comercio, existe un aspecto fundamental que se encuentra por encima de todo lo demás y eso es la toma de decisiones.

inteligencia de negocios o BI

Y es que, si no somos capaces de conseguir tomar las mejores decisiones para el negocio, dará exactamente igual si contamos con las mejores instalaciones, o con la implantación de nuevas tecnologías, puesto que estos son factores que facilitarán mucho nuestras labores dentro de la empresa pero no van a ayudarnos a tomar decisiones, que es lo más importante para que exista un buen funcionamiento del negocio en cuestión.

La toma de decisiones estratégicas es de vital importancia para conseguir la información exacta y la gestión adecuada del tiempo para que las operaciones de la empresa fluyan adecuadamente. Por tanto, si pensamos un poco, nos daremos cuenta de que la obtención de la información es un aspecto que se encuentra directamente relacionado con el buen funcionamiento del negocio. Aquí es donde entran las nuevas tecnologías de la información, que van a tener un papel muy importante ya que hacen mucho más sencilla esa recolecta de información, de todo lo relativo a las tareas y procesos de almacenamiento, inventario, picking, etc. De esta manera, estaremos reduciendo enormemente el margen de error con el que cuenta nuestro negocio y obtenemos esos datos de manera muchísimo más sencilla que si lo tuviese que hacer cada operario por su cuenta. Con lo cual el uso de las nuevas tecnologías de la información en las empresas suponen un ahorro de tiempo y de errores y, por tanto, de dinero.


Qué es la inteligencia de negocios

La inteligencia de negocios o Business Intelligence (BI) consiste en el conjunto de estrategias, productos, tecnologías y procesos que facilitan la rápida obtención de datos que provienen de sistemas de gestión empresarial para, posteriormente, proceder a su análisis e interpretación, de manera que se aprovechen para tomar mejores decisiones y se conviertan en conocimiento para los responsables del negocio.

Podríamos decir que la inteligencia de negocios permite a grandes y pequeñas empresas (más grandes que pequeñas, por razones obvias), recopilar la información que les resulta útil analizando grandes flujos de información en “bruto”. De todos esos datos, las tecnologías son capaces de separar la información útil de la que no lo es, y será la que nos proporcionará a nosotros para tomar mejores decisiones tanto estratégicas como operativas.

Lo más común es que todos esos datos en bruto provengan de softwares instalados por la empresa, como pueden ser los ERP, RRHH, softwares de gestión documental o especializados y proporcionan datos relacionados con las ventas, las tendencias del mercado, los resultados financieros,…

Para hacer una idea más clara en nuestras mentes, digamos que el sistema que siguen este tipo de tecnologías se dispondría de la siguiente manera:

  1. Los datos se sacan de los sistemas software
  2. Se analizan los datos extraídos.
  3. Esos datos pasan a ser información valiosa.
  4. Se procesa esa información valiosa y se convierte en ideas comerciales.

A través de la recogida y el uso de esta información, la empresa tendrá una mayor capacidad de anticipación a la situación que va experimentando el mercado, la competencia y su propio negocio, tanto en el presente como en el futuro.


Características de la inteligencia de negocios

Todas estas herramientas y procesos informativos cuentan con unas características en común:

  • Fácil acceso a la información: obviamente, se basan en la recogida de datos, que es su fuente de alimentación. Por tanto, permiten el acceso a ellos a los usuarios independientemente de donde procedan.
  • Mejora de la toma de decisiones: a través de la obtención y la posterior utilización de los datos obtenidos, se consigue una mejora considerable en las decisiones estratégicas y comerciales tomadas por los responsables de la empresa. Además, se busca que los usuarios puedan tener acceso a ciertas herramientas de análisis para que ellos mismos puedan seleccionar y utilizar la información que les interese.
  • Orientación al usuario final: se pretende que los conocimientos técnicos de los usuarios y su capacidad para utilizar estas herramientas sean independientes.
  • Muy relacionados con el Big Data: como es de esperar, está directamente relacionado con el sistema Big Data y la gran cantidad de datos que se obtienen actualmente.

En resumen a través de la inteligencia de negocios o Business Intelligence (BI), se puede responder mejor a las futuras situaciones a las que se enfrentará el mercado y, por tanto, nuestra compañía con él. La mayoría de las ideas que se conforman gracias a la información obtenida a través de los distintos procesos suelen ser informes mediante paneles comerciales.

Existe una tendencia creciente hacia el uso de los softwares de BI sumado a los sistemas de ERP o de gestión de relación de clientes (CRM). Cada vez son más las empresas que utilizan esta metodología y las que tienen integradas en sus ERP un módulo de BI, como puedes ser Microsoft y su módulo PowerBI u Oracle y su módulo OBI o Hyperion.



Fecha actualización: 23 de Julio de 2020 a las 11:54

Compartir en:


Volver al Blog

¿Quieres enviar mercancías al mejor precio?


Crear mi cuenta gratis

Buscador


Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter,Y te enviamos a tu mail las mejores noticias del mundo del transporte. ¡Y no te pierdas Nada!