Gastos de envío: Tipos, características y ventajas

Aunque es un aspecto poco tratado por las empresas por suponer que carece de valor respecto a otros, no siempre es así. De hecho, existen numerosas empresas en las que las pérdidas pueden venir provocadas en mayor parte de la que creemos por una mala estrategia de gastos de envío. Este es un hecho que ocurre especialmente en el ámbito del comercio electrónico.

Esto es así puesto que hay ocasiones en las que el cliente entra en una página web, selecciona el producto que desea y una vez se dispone a finalizar su compra se da cuenta de que los gastos de envío encarecen mucho el precio que inicialmente pretendía pagar por el producto. ¿Qué crees que será lo próximo que haga ese cliente? Exacto, salir pitando de esa página web. Y es que, aunque parezca un factor de poca importancia, puede ser el detonante en infinidad de ocasiones para que un cliente se convenza de realizar o no su compra.

gastos de envio

Según un estudio realizado por la empresa UPS, los gastos de envío son la principal causa de que los clientes abandonen el carrito de la compra.

Por tanto, si quieres establecer una buena estrategia de precios en tu negocio, debes ofrecer un precio de tus productos que sea lo suficientemente competitivo como para compensar el coste adicional que van a suponer los gastos de envío del artículo. Es decir, el objetivo es conseguir un equilibrio perfecto entre los beneficios que obtienes por la venta de cada producto y la percepción del cliente de que está pagando por un producto y un servicio con una calidad/precio adecuadas.

Para poder hacer una mejor elección de tu estrategia, a continuación te mostramos los diferentes modelos de gastos de envío que puedes implantar en tu empresa y las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos:

Gastos de envío gratis

La opción ideal para el cliente, - y, en cierto modo también para nosotros puesto que probablemente el cliente vuelva a comprar -, es la implantación de unos gastos de expedición de coste cero para el cliente, siempre hablando en un ámbito nacional y aplicando los correspondientes recargos para aquellas provincias que requieran de un coste especial.

Esta es la opción que mejor repercusión generará en tus clientes, además de empujarlos a comprar sin pensárselo dos veces por el posible coste adicional que suponen los gastos de entrega. Por tanto, esta opción probablemente nos puede reportar más ventas que compensen la “pérdida” de no incluir ningún coste por el envío al cliente, lo cual podría equilibrar la balanza.

Sin embargo, para seleccionar la mejor estrategia para tu negocio, no solo debes atender al comportamiento del cliente, sino que también tienes que tener muy en cuenta las características propias de tu empresa, es decir, el tipo de productos que comercializas, si requiere de cuidados especiales, si es frágil, etc.

Teniendo esto en cuenta, los gastos de expedición gratis serán una buena opción para empresas que comercialicen productos de poco peso pero que cuenten con un margen de beneficios notable.

Una opción para no perder en su totalidad el importe de los gastos de expedición es incluirlos parcialmente en el precio del producto u ofrecer envíos gratis a partir de una cierta cantidad. Esta estrategia es muy utilizada en la actualidad por multitud de tiendas y comercios online.

Gastos de envío según el peso

Otra opción sería la de establecer la estrategia de precios en función del peso volumétrico o real de los productos. De esta manera, los clientes estarán pagando los gastos de expedición con relación a lo que están comprando. La gran ventaja de esta alternativa es para las empresas que cuentan con mucha variedad de peso entre sus productos, por lo que no será lo mismo transportar algo que pese 1 kg que algo que pese 10 kg, por ejemplo.

Gastos de envío según el importe

Esta es bastante parecida a la anterior pero esta vez en función del importe. Esta opción establece una rebaja o una eliminación total de los gastos de expedición que debe pagar el cliente una vez se ha superado el límite impuesto por la empresa. Es decir, “los gastos de envío serán gratis a partir de 30€”, mientras que si no llegamos a ese importe serán de 7€ (precio fijo).

Esta es una de las alternativas que tiene mayor efectividad puesto que el cliente está dispuesto a “ahorrarse” los gastos de entrega, aunque para ello tenga que gastar un poco más en la web, ya que prefieren pagar ese importe por otro producto que simplemente por el envío. Indudablemente es una gran forma de aumentar la cantidad que compran tus clientes en la web.

Gastos de envío a precio fijo

Mediante esta alternativa, los gastos de entrega serán fijos para todos los productos de la página. Esta es una de las menos atractivas para los clientes, puesto que no establece ninguna posibilidad de reducir el coste del envío y al cliente puede parecerle bien o mal, o estar dispuesto a gastar más en la página en el caso de ahorrarse de esta manera los gastos de entrega, por lo cual al no especializarse en ningún aspecto carece de demasiada efectividad en cuanto a las ventas.

No obstante, esta opción puede funcionar bastante bien en el caso de que los precios de los productos sean muy competitivos y los gastos de la entrega también sean muy bajos, con lo que el cliente estará percibiendo un bajo coste por su compra y, probablemente, lo acepte.

Recogida en tienda

En el caso de que tengas un establecimiento físico en el que puedas prestar este servicio, esta sería una buena opción puesto que los envíos suelen llegar antes que a domicilio y el coste es totalmente gratuito, ofreciéndole al cliente una opción a coste cero pase lo que pase.

Otras estrategias de gastos

Existen casos en los que el precio del envío puede variar en función del volumen de compra realizado, es decir, cuantas más cosas compres menor será el gasto de envío. Además, este método suele funcionar a través del número de compras que se realice. Por tanto, en la primera compra no conseguiremos un gran descuento, sin embargo, si continuamos comprando repetidas veces es posible que podamos renegociar las condiciones y precios con la empresa en cuestión. De hecho, existen negocios que "premian" las compras de sus clientes de esta manera, ofreciendo descuentos en función del número de entregas mensuales.

Además, hoy en día existen otras alternativas para llevar los productos hasta los consumidores finales, como por ejemplo los mensajeros ciclistas que pueden hacer incluso repartos urgentes en los que llegan incluso a los 30 minutos y también servicios regulares en los que tardan entre 3 y 7 horas aproximadamente.

Por último, otra alternativa sería implantar un programa de suscripciones a través del cual se pague una cuota mensual a cambio de recibir ciertos descuentos o envíos gratuitos. En esta opción también se premia a los compradores habituales de manera que los fidelizamos a través de estos descuentos.

¿Necesitas realizar un envío?

Contratación inmediata desde un palet a un camión completo

Presupuesto inmediato


Fecha actualización: 4 de Abril de 2022 a las 15:41

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Necesitas realizar un envío?

Contratación inmediata desde un palet a un camión completo

Presupuesto inmediato

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme