La UE limitará un 30% las emisiones de CO2 de los camiones.

El Consejo y la Comisión de la Unión Europea han aprobado un objetivo mediante el cual se establecerá una reducción del 15% de emisiones de CO2 para 2025. Para los camiones las emisiones estarán limitadas un 30%, frente al 37,5% impuesto a los vehículos ligeros y un 31% en el caso de las furgonetas.

Es la primera ocasión en la que la UE establece objetivos respecto a la reducción de los gases de efecto invernadero y, es que, los vehículos pesados constituyen un 22% del total de emisiones registradas en las carreteras. Sin embargo, hay que tener en cuenta que éstos solo conforman el 5% de vehículos en circulación.

Así, han obtenido un total de 521 votos a favor, 63 en contra y 34 abstenciones, de forma que ha quedado aprobado el citado plan medioambiental. Además, cabe destacar que los eurodiputados han fijado una cláusula en la que se establece una posible revisión de los objetivos en los años próximos y la introducción de metas coordinadas para 2035 y 2040.

La UE limitara un 30% las emisiones de CO2 de los camiones

Si bien, también se han pactado diversas normas con el fin de fomentar la venta de vehículos que cuenten con cero o bajas emisiones de estos gases. En consecuencia de ello, los fabricantes tendrán la posibilidad de beneficiarse de estos objetivos con una menor restricción en caso de que cumplan de manera adecuada los niveles de referencia impuestos. De esta manera, las empresas fabricantes de automóviles podrán comenzar a vender nuevos vehículos cuyas emisiones de CO2 sean respetuosos con los objetivos impuestos para 2030.

Como podemos observar, el objetivo de estas medidas establecidas por la Unión no es otro que el de refrenar el cambio climático y fijar metas que sean respetuosas con el medio ambiente.

Por su parte, Miguel Arias Cañete, -comisario europeo de Energía y Acción Climática ha declarado lo siguiente: ”Estamos completando el marco legal para alcanzar el objetivo europeo de rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 40% en 2030” y añadió que “los nuevos objetivos e incentivos ayudarán a abordar las emisiones, así como aportar un ahorro de combustible para los operadores de transporte y un aire más limpio para todos los europeos.”

¿Cuáles son los objetivos que persiguen estas medidas?

Las principales metas que la Unión Europea pretende conseguir para 2030 son:

  • Una reducción de al menos el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, frente a los niveles registrados en 1990.
  • Una mejora de la eficiencia energética de, al menos, el 27%.
  • Un mínimo de un 27% de cuota de energías renovables.

¿Qué debemos hacer para conseguir las medidas impuestas por la UE?

Para adoptar las medidas impuestas para los próximos años debemos tener en cuenta los factores expuestos a continuación:

  • Los sectores que se encuentren dentro del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE (RCDE) deberían reducir sus niveles de emisiones de gases en un 43% frente a las registradas en 2005. Para la consecución de este objetivo sería necesario reformar el citado RCDE.
  • No obstante, los sectores no incluidos en el RCDE, por su parte, deberán hacer una reducción del 30% frente a los niveles registrados en 2005, por lo que también surgiría la necesidad de establecer metas coordinadas en cada Estado de la Unión.

¿Cuáles son los principales beneficios que aportará esta medida?

Los objetivos perseguidos por Europa contribuyen a coordinar los esfuerzos realizados por los países de la Unión, además de asegurar la seguridad normativa que tanto aclaman los inversores.

Por tanto, mediante la consecución de estas medidas se creará un sistema energético capaz de:

  • Asegurar una energía accesible para todos los consumidores.
  • Reducir la zstrong>dependencia existente en los Estados miembros de las importaciones de energía.
  • Crear oportunidades de empleo y crecimiento.
  • Maximizar la seguridad del suministro energético del que dispone la UE.
  • Clara reducción de la contaminación de la atmósfera, así como beneficios para nuestra salud y la del medio ambiente.

Tal y como hemos podido concluir, estas nuevas normas establecidas conforman una buena noticia para todos los fabricantes de vehículos, así como para los de gas renovable. Esto se debe a que, bajo la normativa impuesta por la UE, los fabricantes o productores de vehículos pesados tales como camiones podrán remediar esta situación proporcionando a los transportistas alguna solución adecuada en consecuencia a las reducciones de CO2, mientras, a su vez, ellos plantean las inversiones a realizar.

Para ello, el gas natural se presenta como una gran alternativa eficaz y capaz de sobrellevar adecuadamente este nuevo reto a favor del medio ambiente. Tanto es así, que la asociación Gasnam ha afirmado que mediante la utilización del gas natural podremos obtener una reducción de CO2 en camiones de larga distancia de hasta el 23%.



Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme