Cargar un contenedor: ¿Qué materiales necesito?

Cómo cargar un contenedor

Asegurar la carga que se transporta es lo más importante para garantizar el éxito de una transacción comercial y aún más cuando se trata de un envío internacional, en el que los riesgos se incrementan debido a la lejanía del trayecto y los procesos por los que tienen que pasar las mercancías, que son bastante más largos que en el transporte nacional, como es obvio.

En este sentido, el hecho de preparar la mercancía para su traslado por vía marítima no es tarea fácil. Y es que, es un tipo de transporte para el que necesitamos embalar y proteger la mercancía de forma eficaz sin olvidar ningún aspecto que pueda incurrir en que los productos queden desprotegidos durante su trayecto en el buque

El punto es que, si queremos asegurarnos de que nuestro envío llegue en perfectas condiciones durante su trayecto en el barco, debemos tener muy claros todos los procesos por los que va a pasar dicha mercancía. Con procesos nos referimos especialmente al hecho de cargar y descargar los productos, que son las acciones que mayor riesgo conllevan para la misma.

Una vez tenemos claros los factores que pueden influir en la integridad de los artículos durante el transporte internacional, vamos a pasar directamente a los materiales que vamos a necesitar para llevar a cabo todas las acciones de manipulación de la mercancía de manera segura y fiable.

Carretilla elevadora

Las carretillas elevadoras, bien conocidas por todos, son herramientas que se utilizan para la carga y la descarga de mercancías paletizadas. Pueden usarte tanto en el transporte marítimo en los contenedores, como explicamos en el artículo de hoy como en transportes nacionales que supongan una distancia inferior.

Estos aparatos funcionan a través de dos horquillas dispuestas horizontalmente que van subiendo y bajando en función de lo que ordene el operador que se encuentre subido en el vehículo.

Plataforma elevadora

Estas son también muy conocidas en el ámbito del transporte tanto nacional como internacionalmente y se añaden a la parte trasera de los camiones para facilitar la carga y descarga de mercancías, de modo que se ponen las mercancías encima de ella para bajarlas del camión o subirlas a él sin tener que hacer un gran esfuerzo para ello.

Suelen utilizarse en mayor medida para operaciones en las que no tenemos muelles de carga o carretillas elevadoras para facilitar estas acciones, o para la manipulación de mercancías que resultan demasiado pesadas o difíciles de levantar por su forma o fragilidad o cualquier otro aspecto que influya en este sentido.

Cabe destacar que no es una herramienta que lleven dispuestos todos los camiones, es decir, la tendrás que pedir a tu empresa transitaria si la vas a necesitar para cargar o descargar tus productos. Además, para los envíos en los que se utilice un contenedor completo o FCL, se va a necesitar una grúa en vez de la plataforma elevadora, ya que éstas últimas no pueden colocarse en un contenedor.

Rampas

Las rampas son comunes en situaciones en las que si disponemos de un muelle de carga para estas acciones. Existen rampas que soportan todo tipo de peso, algunas llegan a soportar mercancía de grandes dimensiones sumado al de la carretilla elevadora que también va dispuesta encima de la rampa, dentro y fuera del contenedor. Suelen ir desde los pies del contenedor hasta el suelo, para facilitar la subida y la bajada de la carretilla.

Eslingas

Consiste en una clase de correas o cuerdas que se utilizan para que la carga no se mueva y se mantenga siempre junta durante el trayecto.

Por tanto, sus beneficios son los de garantizar la sujeción de la mercancía tal y como la cargamos previamente en el contenedor y mantenerlas así, pegadas al suelo del mismo.

Se confeccionan con un material suave y flexible para no ocasionar ningún tipo de daño en los productos transportados.

Su uso está muy extendido para transportar maquinaria de grandes dimensiones o vehículos, para cuyo traslado serán totalmente necesarias con el fin de sujetar las ruedas al suelo y que no se mueva en ningún momento.

Separadores

Los separadores o maderas de estiba se utilizan para varios acometidos en el transporte de mercancías como puede ser rellenar los espacios vacíos para imposibilitar los movimientos de la mercancía al igual que ocurría con las eslingas o para mantener las mercancías separadas y que no se rocen durante el trayecto, para que los productos no toquen las paredes del contenedor, en el suelo para no dejar pasar la humedad hasta los artículos, etc.

Además y, por último, nunca debemos olvidar que, si transportamos nuestros productos en palets de madera, estos deben cumplir las normas relativas a la higiene y cuidado de este tipo de materiales como es la madera, a través de sellos que nos lo garanticen.



Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage