La Gendarmería lanza gas para desalojar a los manifestantes de la Junquera

La Gendarmería empieza a desbloquear el paso fronterizo de la Junquera con gas pimienta

Transcurridas las primeras 24 horas del bloqueo de la AP-7 la policía francesa ha acudido para comenzar a dispersar a los independentistas radicales que han ocupado esta vía desde las primeras horas del pasado lunes 11 de noviembre.

Esta situación provocaba que los transportistas no pudieran continuar su paso hacia Francia y ha crispado el humor de muchos. Debido a que el bloqueo se produce entre la Junquera y el pueblo francés de Le Perthus.

Los servicios policiales han intentado utilizar un mediador para convencer a los secesionistas de que dejasen libre el paso de vehículos a la altura de Le Perthus, que es el último municipio francés antes de llegar a España. Aunque de poco ha servido, ya que tras el desacuerdo y el ultimátum por parte de la policía de que debían desalojar la zona antes de las 13:30 horas, han optado por utilizar la fuerza para levantar el bloqueo.

Había casi medio millar de manifestantes sentados en el suelo en el momento en que los gendarmes decidieron actuar e ir arrastrándolos hasta la frontera española. De esta manera, han terminado lanzando gas pimienta para empujarlos hacia España. La gendarmería utiliza gas pimienta para hacer retroceder a los manifestantes.

Ante estos actos por parte de los gendarmes, más de un centenar de activistas se han sentado frente a ellos gritando “somos gente de paz”, gritos que se han visto ahogados por el gas pimienta obligándolos a retroceder.

El desalojo ha tenido lugar tras casi veinticuatro horas de bloqueo en la autopista y con un dispositivo policial reforzado por varios vehículos. Por tanto, los gendarmes van avanzando poco a poco hacia España, aunque la principal vía de comunicación entre España y Francia (Tramontana) aún sigue cortada. Mientras tanto, un helicóptero de la Guardia Civil y otro de la policía francesa sobrevuelan la zona.

Los manifestantes, promovidos por el Tsunami Democràtic tenían la intención de cortar la autopista hasta hoy miércoles, 13 de noviembre.

Los antidisturbios de la Gendarmiere están extendidos en el extremo norte de la protesta A-9 francesa, la que continua con la AP-7 que une Francia y España.

En el lado de España, se encuentran los Mossos y la Guardia Civil, donde los manifestantes van retrocediendo poco a poco sin poner resistencia.

El presidente de la Generalitat Cataluña, Quim Torra, ha comunicado que “los Mossos no intervendrán activamente en la AP-7", y ha pedido que “la operación se realice con cuidado”, añadiendo que “no tiene por qué haber cargas en este desalojo”.



Volver al Blog

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage