TERMINALES PORTUARIAS: Retos para 2019

Como ya sabemos, el transporte marítimo es el medio que cuenta con mayor influencia en lo respectivo al sector del transporte de mercancías y dentro del mismo, se encuentran las terminales portuarias que conforman una conexión entre este transporte y los demás medios como el de carretera, el aéreo, etc.

En este año 2019, el Código Aduanero de la Unión Europea (CAU) ha establecido ciertos cambios respecto a las terminales portuarias que se encuentren en el territorio de la Unión, algunos de ellos bastante significativos que tal vez cambie notablemente el concepto de estas instalaciones como las conocíamos hasta ahora. En el post de hoy te lo explicamos con detalle.

terminal portuaria

¿Qué es una terminal portuaria?

Para empezar daremos una definición de lo que es una terminal portuaria, que no es más que aquellas instalaciones situadas en los puertos y que, por tanto, tienen la función de conectar el transporte marítimo con el resto de medios de transporte. No obstante, aunque parezca el mismo término no debemos confundirlo con los puertos, ya que estos últimos son un conjunto de terminales, emplazamientos y sus zonas colindantes que se necesitan para llevar a cabo en conjunto la actividad portuaria habitual.

Por tanto, las terminales portuarias son imprescindibles para el correcto funcionamiento del transporte marítimo de mercancías, por lo que si dedicas tu actividad a transportar mercancías por vía marítima, debes estar al tanto de todo lo que ocurre tanto dentro como alrededor de estas terminales.

¿Qué cambios experimentarán las terminales portuarias?

En este sentido, el CAU ha establecido un cambio significativo para estas terminales que consiste en la obligación para todas ellas de estar acreditadas como Almacén de Depósito Temporal (ADT). Esto quiere decir que deben adoptar todos los requisitos correspondientes a esta acreditación y gestionar estas zonas de igual manera. Esta normativa ha entrado en vigor desde el pasado mes de mayo. No obstante, estas zonas dispondrán de un periodo de aproximadamente 6 meses para poder realizar las adaptaciones necesarias en sus terminales.

El administrador de la Aduana del Aeropuerto de Barcelona, Josep Carles se ha referido a esta nueva disposición como "un cambio bastante significativo que obliga a las terminales portuarias españolas, que hasta ahora estaban en una especia de limbo, a obtener esta certificación."

Por su parte, el presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Vicente Cerdá, ha querido destacar la gran importancia con la que cuentan los puertos como "infraestructuras fundamentales en el proceso logístico asociado al transporte de mercancías. Su importancia en nuestra economía es clave, ya que un 85% de las importaciones y un 60% de las exportaciones nacionales entran o salen por nuestros puertos, lo que representa el 53% del comercio exterior con la Unión Europea y el 96% con terceros países." y ha añadido que el tráfico de contenedores "ha experimentado un crecimiento impresionante, no solo por el volumen de tráfico que superó los 16 millones de TEUs el año pasado, sino también por su diversificación en la mayor parte de los puertos."

Pero, ¿qué cambios hay que hacer en estas instalaciones para que tengan disposición de almacenes de depósito temporal? Pues muy sencillo, te lo explicamos en el siguiente apartado.

De terminal portuaria a almacén de depósito temporal.

Para acondicionar una terminal portuaria para que pueda realizar funciones también como almacén de depósito temporal debemos prestar atención a diversos aspectos que van a permitir que estas se conviertan en ADT. A continuación, exponemos los aspectos más importantes que deben cambiarse en estas terminales:

  • Las mercancías que procedan tanto de transporte nacional como internacional, es decir, tanto de países pertenecientes al territorio de la Unión como de países terceros, podrán permanecer desde ahora en las terminales portuarias durante un plazo máximo de 90 días, es decir, el mismo plazo que el CAU dispone para las mercancías que se encuentran en un almacén de depósito temporal. Si se sobrepasa el límite de tiempo, la terminal deberá comunicarlo a la Aduana para que esta inicie el expediente de abandono de las mercancías.
  • Las terminales deben disponer de un control absoluto de todas las mercancías que estén alojadas en sus instalaciones. Por tanto, tienen que tener datos relativos como el peso, la fecha de entrada y de salida de las mercancías, la cantidad de mercancía depositada, etc.
  • En el caso de que se produzca alguna irregularidad en cuanto a las mercancías o algún tipo de inconveniente no previsto, la terminal es quien debe comunicárselo a las autoridades aduaneras para que estas procedan a registrarlo y gestionarlo de la manera adecuada.
  • Por supuesto, la terminal portuaria es quien se hace responsable de la custodia de la mercancía que se encuentre depositada en sus instalaciones.
  • De igual modo, las terminales serán las responsables de determinar cuándo sale cualquier mercancía que se encuentre en sus instalaciones y mantendrá dicha responsabilidad en cuando a efectos aduaneros y tributarios.
  • En caso de que haya que realizar alguna acción sobre la mercancía por motivos aduaneros, debe ser la terminal la que la gestione sin que tenga que intervenir ni la Aduana ni el Resguardo Fiscal.

En conclusión, como hemos señalado, las actualizaciones que ha dispuesto el CAU para estas instalaciones son de gran importancia para el futuro de estas instalaciones y suponen un gran cambio para las mismas y para el transporte marítimo de mercancías tanto nacional como internacional.

Elementos de una terminal portuaria.

Para que una terminal portuaria realice sus funciones de la manera adecuada, dentro de ella deben existir los siguientes elementos:

  • Recursos humanos: este es uno de los aspectos más importantes, puesto que son las personas encargadas de que todas las actividades sean gestionadas de manera óptima, para ello tienen la ayuda de distinta tecnología informática que facilita los procesos enormemente.
  • Infraestructuras marítimas: éstas son las operaciones realizadas en relación con el atraque y el amarre y también se incluyen las infraestructuras de abrigo de los puertos.
  • Infraestructuras terrestres: hacen posible la consecución de las actividades portuarias, como la estiba y desestiba, el almacenamiento, la manipulación, etc.
  • Equipos y herramientas: estas instalaciones también deben disponer de las herramientas necesarias para mover las mercancías y realizar todas las operaciones que tienen lugar dentro de dichas terminales. Un ejemplo serían las grúas para el movimiento de las mercancías.

Por tanto, todos estos elementos de dichas instalaciones deben tenerse muy en cuenta y analizarse a nivel tanto físico, como operativo y organizativo.



Fecha actualización: 27 de Septiembre de 2022 a las 15:51

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme