Transporte de carga: Completa o grupaje

El transporte de carga es esa parte del transporte que se dedica a ver cuál es la forma más sencilla y beneficiosa de trasladar la mercancía de un sitio a otro. Debido a ello, el transporte se encuentra directamente relacionado con la logística, puesto que es ella quien dictamina cuáles son los productos importantes y en qué momento y a dónde deben trasladarse.

El proceso de transporte de carga se realiza, en la mayoría de las ocasiones, empieza desde las instalaciones de la empresa o el centro de producción hasta el destino final donde se encuentra el cliente al que va dirigido el producto. No obstante, como acabamos de señalar, puede pasar directamente del centro de producción al traslado hacia el destino final, o pasar por unas instalaciones intermedias de almacenaje, carga o descarga.

transporte de carga

Por otra parte, el coste del transporte de carga se denomina flete, cuyo importe variará en función del producto del que se trate o del trayecto a realizar para llevarlo hasta su destino final. Asimismo, el transporte de carga no tiene por ser unidireccional, es decir, no siempre tiene por qué ir desde la producción hasta el cliente final, sino que también pueden darse situaciones de retorno de mercancía en la que los productos pasan desde el cliente final hasta el centro de producción o almacenaje, lo que se conoce como una devolución.

Tipos de transporte de carga.

Existen dos tipos principales de transporte de carga:

CARGA COMPLETA

El transporte de carga completa consiste en llenar un vehículo solo con mercancía de un cliente, sin que se comparta el espacio con otras personas, hasta llegar al destino final, ya sea donde se encuentra el cliente o en otras instalaciones. Normalmente este tipo de carga suele ocupar todo el vehículo.

Ventajas de la carga completa

Las razones que nos pueden llevar a elegir una contratación de carga completa en lugar de un grupaje podrían ser las siguientes:

  • Más seguridad: si contratas un servicio de carga completa quiere decir que en el camión solo irá tu mercancía, lo cual te proporciona una mayor seguridad debido a que existe menos manipulación de la mercancía y de carga y descarga de la misma, ya que el traslado se llevará a cabo sin tener que parar a cargar o descargar mercancías de otros propietarios.
  • Más rapidez: de igual manera, también va a ser más rápido que la carga fraccionada ya que el camión solo tiene que limitarse a trasladar la mercancía de una sola persona, por lo que no se perderá tiempo en paradas para recoger o entregar los productos de otros propietarios con los que también se comparte el espacio del camión.
  • Seguimiento del envío: este aspecto está cobrando cada vez una mayor importancia en los consumidores, que quieren saber a tiempo real donde se encuentra su envío en todo momento, así como el estado del mismo. En este sentido, la carga completa es mejor que el grupaje puesto que si tenemos toda la mercancía en un solo camión será mucho más fácil de localizar que si la tenemos en un espacio compartido.

CARGA FRACCIONADA O GRUPAJE

Por su parte, el transporte de carga fraccionada agrupa en un mismo vehículo mercancía de varios clientes para que el espacio de dichos vehículos quede completo. El transporte suele ser más barato mediante esta opción, puesto que se comparte un mismo vehículo para menos volúmenes de mercancía y, por tanto, también se comparten los gastos del transporte entre las distintas empresas que lo contratan.

Ventajas del grupaje

El grupaje también presenta muchas ventajas en su contratación:

  • Menor coste: al compartir el espacio del camión con otras personas, el precio que cada uno tiene que pagar por transportar su carga disminuye, al estar optimizando el espacio de carga entre varias empresas, por lo cual comparte los gastos.
  • Más flexibilidad: los grupajes se adaptan mejor a los cambios de última hora, como puede ser una reducción o ampliación de la carga.
  • Más sostenibilidad: compartir camión o vehículo por parte de varias empresas también contribuye al desarrollo sostenible, ya que si lo hicieran por separado cada uno en un vehículo, se estaría expulsando una cantidad mucho mayor de CO2 que cada camión arroja a la atmósfera.

Tipos de carga.

Los tipos de mercancía que pueden transportarse son muy extensos, ya que existen muchas clases de productos diferentes. Sin embargo, haciendo una clasificación de los más comunes, tenemos los siguientes tipos:

Maquinaria pesada

Productos de gran tamaño, como puede ser maquinaria industrial, en la mayoría de los casos destinada al sector de la construcción.

Carga a granel

Esta podría ser la antítesis de la anterior, puesto que son productos de gran cantidad, pero que se transportan sin empaquetar, ni embalar. Podemos dividirla entre granel sólido o seco y granel líquido, dependiendo del tipo de mercancía del que se trate. En estos casos, el vehículo funciona como una especie de recipiente en el que se meterá la mercancía.

Mercancía peligrosa

Este tipo de mercancía necesita de cuidados y tratamientos especiales respecto a las demás, puesto que se necesitan cumplir con una serie de indicaciones y medidas en cuanto a los vehículos y su transporte para que este sea completamente seguro. Debido a ello, se suelen someter a diversos controles estrictos para cerciorarse de la seguridad del transporte.

Carga refrigerada

Normalmente son alimentos o material farmacéutico y también requieren de ciertas condiciones, normalmente respecto a la temperatura, para conservar sus propiedades durante el transporte hasta su llegada al destino final.

Mercancía de alto valor

Los vehículos que transportan este tipo de mercancías suelen ser especiales, debido al valor que presentan estos productos y para conseguir una mayor protección. Dentro de esta categoría se incluyen artículos como joyas, obras de arte o dinero.

Carga automotriz

Esta pertenece a la industria automotriz y se encarga de trasladar piezas para todo tipo de vehículos o directamente los vehículos en sí.

Camiones para el transporte de carga

Normalmente, los vehículos dedicados al transporte de mercancías son los camiones y sus principales características son:

  • El tamaño de los vehículos normalmente ronda entre los 7 y los 14 metros de longitud.
  • Suelen tener una capacidad de carga de 13 toneladas como mínimo.
  • Pueden ser unitarios, camiones remolque o tractocamiones.
  • Suelen tener 6 llantas o más.
  • La altura de los camiones de carga suele ir de los 2,5 metros hasta los 4,25 metros y su ancho oscila entre los 2,5 y los 2,6 metros.

Desde Transeop te ofrecemos tanto transporte de carga completa como grupajes para que escojas la opción que más te interese, tanto si eres una empresa y necesitas realizar tus envíos como si eres transportistas y quieres cargas. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda. ¡Estaremos [email protected] de atenderte!



Fecha actualización: 26 de Abril de 2022 a las 12:00

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme