Transporte especial: ¿Qué es? Tipos, autorizaciones especiales

Transportes especiales, qué son, tipos, autorizaciones especiales de  transporte...

El transporte de mercancías es un sector muy amplio en el que existen productos muy diferentes entre sí, pero todos tienen que ser trasladados por igual para realizar correctamente una determinada compra o venta de esas mercancías.

Por tanto, a la hora de transportar, nos podemos encontrar con productos habituales que no cuentan con características especiales como puede ser ropa o aparatos tecnológicos, los cuales no van a suponer ningún problema de espacio ni requerirán de permisos especiales para su traslado.

Aunque, por otro lado, también podemos encontrarnos con artículos que por su volumen o peso excesivo sobrepasan las dimensiones de un camión o vehículo de transporte de mercancías normal y, por tanto, requerirán de otro tipo de vehículos y autorizaciones para poder trasladarlos sin problema.


¿Qué es un transporte especial?

Como venimos comentando, un transporte especial es constituido por todos esos productos que, por su volumen o dimensiones, sobrepasa las medidas habituales de un camión articulado y necesita de vehículos y autorizaciones especiales para su traslado.

Según el Reglamento General de Vehículos, la longitud máxima de un camión articulado tiene que ser de 16,5 metros y su anchura de 2,5 metros como máximo. Esto quiere decir que, cuando una mercancía especial no cabe dentro de estos vehículos convencionales, se necesitará solicitar una autorización especial para circular por la carretera sin riesgos que puedan causar cualquier tipo de accidente para la seguridad vial, daños a las infraestructuras o prejuicios a la movilidad del resto de usuarios.

¿Qué mercancías necesitan transporte especial?

Cada vez hay un mayor número de mercancías en carretera que necesitan de traslados especiales debido a sus dimensiones (aspas de un molino de viento, vigas, etc) o a sus características (material combustible, etc), por lo que también necesitarán de normas específicas para su transporte. Entre estas mercancías se encuentran tres grupos principales:

  • Mercancía de grandes dimensiones
  • Mercancía perecedera
  • Mercancía peligrosa

Las diferencias respecto al transporte de mercancía normal son:

  • Diferente conductor
  • Diferente vehículo

Por otra parte, la circulación se establecerá según las normas recogidas en el Reglamento General de Circulación que sean aplicables (anexo III). Sobre ellas predominarán las condiciones de circulación que estén fijadas en la autorización complementaria de circulación.

Las condiciones de circulación de los transportes especiales se compondrán de cláusulas relativas a prevenir los:

  • Riesgos inaceptables para la seguridad vial
  • Correcta estiba de la carga
  • Daños a la infraestructura
  • Perjuicios inadmisibles para la movilidad del resto de usuarios

Autorizaciones para los transportes especiales

Autorización Genérica

La primera es la autorización genérica en la que se incluyen los vehículos de una longitud máxima de 20,55 metros, una anchura de 3 metros y una altura de 4,5. El peso no puede ser de más de 45 toneladas.

La velocidad máxima a la que pueden circular este tipo de transportes especiales es de 70 km/h. Sobre estas limitaciones predominarán las medidas más restrictivas que se contemplen en la tarjeta ITV.

Autorización Específica

En segundo lugar nos encontramos las autorizaciones específicas en la que se encuentran los vehículos que tienen como máximo 40 metros de longitud, 5 metros de ancho y 4,7 metros de alto, así como las 110 toneladas de masa total.

La velocidad máxima a la que pueden circular este tipo de transportes especiales es de 60 km/h. Sobre estas limitaciones predominarán las medidas más restrictivas que se contemplen en la tarjeta ITV.

Autorización Excepcional

Por último, tenemos las autorizaciones excepcionales de transporte que son para aquellos vehículos con una longitud máxima de 40 metros, una anchura de 5 y una altura de 4,5 metros, así como las 110 toneladas de masa total.

La velocidad máxima a la que pueden circular este tipo de transportes especiales es la establecida en la autorización, que nunca podrá superar los 60 km/h. Sobre estas limitaciones predominarán las más restrictivas que se contemplen en la tarjeta ITV.

⇒ *: En cuanto al horario de circulación de los transportes especiales todos los vehículos con autorización genérica o específica podrán hacerlo tanto de día como de noche. Sin embargo, para los de carácter excepcional solo se permite la circulación entre la puesta y salida del sol cuando esté contemplado en la autorización que lleva adherida.


Solicitud de un transporte especial

Para solicitar un transporte especial de mercancías se debe incluir el itinerario y rutas previstas, con puntos de origen y destino definidos e identificando las provincias y el nombre de las carreteras por las que se circulará. La ruta tiene que ser lo más lógica y directa posible.

Todos los transportes especiales, ya sean por autopista, autovía o carretera convencional siempre deben ir acompañados por vehículos piloto. Según las dimensiones de la carga, el citado vehículo tendrá que ir detrás o delante y detrás, a una distancia de entre 40 y 50 metros de distancia. De igual forma, cuando el vehículo de transporte especial sea mayor de cinco metros de anchura o 50 de longitud o no se pueda garantizar una velocidad mínima de 40 km/h en llano, tendrán que ir acompañados por un escolta de agentes de la Guardia Civil de Tráfico.



Compartir en:

Volver al Blog