ALMACÉN AUTOMÁTICO: Optimiza al máximo tu empresa

Vivimos en unos tiempos en los que las nuevas tecnologías son el pan de cada día para todos y, por tanto, también para las empresas. Las empresas dedicadas al sector del transporte no son una excepción y es por ello, que cada vez vemos más implantadas las tecnologías a procesos que antes eran completamente manuales dando lugar a los almacenes automáticos.

Muchas personas son reacias a la automatización de sus almacenes puesto que piensan que requieren de una gran inversión que no va a recuperarse, pero nada más lejos de la realidad, el hecho de implantar un almacén automático tiene una repercusión directamente relacionada con la rentabilidad de estas instalaciones, es decir, es muy sencillo medir los costes y beneficios obtenidos a través de esta automatización.

Uno de los aspectos en los que se ha implementado enormemente el uso de estas tecnologías, es en la cadena de suministro y, más concretamente en los almacenes que hasta ahora conocíamos como almacenes convencionales en las que los procesos no estaban automatizados o lo estaban en una parte muy pequeña.

almacen automatico o almacen automatizado

Debido a este cambio hacia unos almacenes automatizados dispuestos de una logística más eficiente y automatizada, en el post de hoy queremos que acabes con todas tus dudas en lo respectivo a ¿cómo funcionan los almacenes automáticos? O ¿qué procesos de la cadena de suministro se pueden automatizar?


¿Por qué debo automatizar mi almacén?

Pues bien, como habrás observado, el hecho contar con almacenes automatizados los supone multitud de ventajas en cuanto a mejoras en los procesos de la cadena de suministro de la empresa, pero no son las únicas ventajas con las que cuenta la automatización:

  • Los costes tanto del suelo como del personal aumenta notablemente debido a la demanda logística existente.
  • Mayor satisfacción de nuestros clientes, puesto que cada vez nos encontramos con consumidores más exigentes que hace tiempo que dejaron de conformarse con que su pedido llegue a casa, si no que necesitan que lleguen lo más rápido posible y sin ningún tipo de error.
  • Se incrementa la frecuencia y la complejidad en los procesos de gestión de pedidos.

¿Cómo funciona un almacén automático?

El funcionamiento de un almacén automático está basado en la automatización de todos o la mayoría de los procesos posibles que se realizan en un almacén.

Este sistema de almacenamiento está diseñado para proporcionar una solución logística a aquellas empresas que buscan aumentar al máximo la productividad del negocio, así como disminuir el espacio y el número de movimientos que se deben realizar para una correcta gestión de la cadena de suministro.

Desde una perspectiva estricta consideraríamos que un almacén automático es únicamente aquel en el que no existe ningún tipo de intervención humana en los procedimientos por los que pasa la mercancía desde que se recepciona en las instalaciones de almacenaje hasta su salida para poner en marcha el envío al cliente final. Si consideramos esta definición, solo se podría tener en cuenta como almacén automático, los almacenes en los que las mercancías entran y salen en una misma unidad de embalaje, por lo que no se necesita ninguna operación de picking sobre esas referencias, estos son los denominados "almacenes pulmón". Por lo cual, se aceptan también como almacenes automatizados aquellos en los que el proceso de estiba y extracción es realizado mediante maquinaria automatizada.

almacen inteligente


¿Qué ventajas tiene un almacén automático?

Los principales beneficios que proporciona la implementación de un almacén automático para las empresas son:

  1. Gestión de pedidos con menos errores.
  2. Las órdenes son capaces de procesarse más rápido.
  3. Aumento de la seguridad en las instalaciones.
  4. Mayor capacidad de almacenamiento.

Tipos de almacenes automáticos.

Este tipo de almacenes se clasifican en función del grado de automatización del que dispongan. Bajo este criterio, podemos dividir los almacenes automáticos en tres clases principales:

Nivel bajo de automatización.

Son aquellos almacenes en los que todavía existen diversos medios convencionales para realizar el registro de las operaciones y llevarlas a cabo. Por tanto, dependen de órdenes impresas puestas a disposición de los operarios, los cuales también se encargan de tomar las decisiones respecto a los procesos de la cadena de suministros, así como los imprevistos que vayan surgiendo en la misma.

En general, los operarios pierden gran parte de su tiempo yendo de un lado a otro del almacén para coger los productos de las estanterías y decidir los recorridos a realizar.

Nivel medio de automatización.

Como hemos visto en el nivel anterior, siguen existiendo una gran cantidad de almacenes que casi no disponen de automatización en sus almacenes o procesos logísticos. Esos almacenes, en la mayoría de las ocasiones son almacenes de dimensiones reducidas, por lo que no se hace tan necesaria una automatización de las instalaciones.

Sin embargo, en el momento en que los almacenes tienen un tamaño superior, los procesos se hacen más complicados también. Este factor ha provocado que diversas empresas comiencen a realizar una gestión automática de sus procesos logísticos. Para ello, se implementa en los almacenes un sistema SGA (Sistema de Gestión de Almacenes), el cual se encarga de gestionar la operativa de los almacenes mediante diferentes programas informáticos mediante los cuales se les dan órdenes a los operarios para que sepan en todo momento la función que deben desarrollar y cómo llevarla a cabo.

Para implantar un sistema SGA en las instalaciones de almacenamiento de una empresa antes se debe realizar un avance en lo relativo a los sistemas automáticos de los procesos o tareas a realizar por los operarios, como pueden ser lectores de radiofrecuencia para facilitar la localización y transmisión de datos de las mercancías o sistemas de picking como el "voice picking" o "picking por voz".

Nivel alto de automatización.

Esta es la más avanzada de las modalidades y refleja perfectamente la definición de almacén automatizado. En estas instalaciones tanto el transporte como el almacenaje de las mercancías está derivado a sistemas de alimentación avanzados. Por lo general se sigue el modelo "Picking good-to-person" o "Hombre a producto – Producto a hombre" que explicaremos en el siguiente apartado.

A través de un nivel alto de automatización se busca que el almacén sea más eficiente en cuanto a las plataformas de almacenaje, razón por la cual cada vez son más las empresas que están incorporando almacenes automáticos.


Tipos de almacenes automaticos


Sistemas de almacenamiento automático.

Dependiendo de las características con las que cuente cada instalación, el almacenamiento automático puede realizarse a través de:

  • Transelevadores: los cuales están particularmente diseñados para el almacenamiento automático de mercancías de cualquier tipo, peso y tamaño. Existen dos clases de transelevadores: los que trabajan con palets (Unit Load) y los que trabajan con bultos pequeños (Mini Load).
  • Almacén automático vertical: en segundo lugar nos encontramos con el almacén automático vertical o armario vertical, también llamado "shuttle", el cual dispone de un transelevador central interno que traslada los productos directamente al operario.
  • Carrusel vertical: cuenta con sistemas de almacenamiento rotativos verticales, que posibilitan presentar la mercancía que está almacenada al operario, optimizando el espacio que se necesita puesto que hace uso de toda la altura de la que se dispone en el almacén debido a su disposición vertical.
  • Carrusel horizontal: por último, nos encontramos con este tipo de carrusel, que cuenta con sistemas de almacenamiento rotativos que al igual que el otro tipo de carrusel, permiten presentar la mercancía almacenada al operario y optimizar el espacio requerido. La principal diferencia es que estos permiten realizar más de un pedido a la vez.
  • Shuttle: los palets shuttle son unas plataformas que se traslada de un lado a otro de la estantería para facilitar la manipulación y colocación de los distintos palets, así como su manejo a la hora de sacarlos de dichas estanterías. Podríamos decir que ejercen la misma función que haría una carretilla elevadora pero de forma muy simplificada, segura y rápida.
  • Miniload: estos, por su parte, también realizan una función muy parecida a la ejecutada por un transelevador, pero adaptándose al almacenamiento con cajas o unidades de carga pequeñas. De ahí su nombre, puesto que se encargan de hacer que los procesos de pedidos pequeños sean mucho más rápidos y fáciles que con otros medios convencionales.

Sistemas de almacenamiento


Softwares para el almacenamiento automático.

Ya hemos aprendido un poco de cómo funciona un almacén inteligente y qué sistemas de automatización pueden conformarlo (transelevadores, carrusel vertical y horizontal...). De igual manera, también existen softwares que nos van a facilitar enormemente la gestión del almacén inteligente para simplificar los procesos al máximo posible. Estos softwares son:

Software de control

Se encargará de mandar las órdenes para que las máquinas se pongan en funcionamiento y debe estar integrado con un sistema SGA que explicamos a continuación.

Software de gestión de almacenes

Es el sistema encargado de tomar decisiones sobre la ubicación y emplazamiento de la mercancía en el almacén. Podríamos decir que constituye lo que sería como un "inventario permanente".

Por tanto, si conseguimos integrar todos estos elementos dentro de nuestro almacén, estaremos realizando una labor de automatización que probablemente nos traiga muchos más beneficios que si seguimos manteniendo los sistemas y procesos tradicionales. Es por ello, que cada vez más empresas están tomando la decisión de automatizar sus almacenes para poder reducir el número de movimientos que hay que hacer para llevar a cabo cada proceso de la cadena de suministro y, a su vez, disminuir el espacio de almacenamiento que se necesita para este acometido.


Garantía de calidad

Los almacenes automáticos van a requerir ciertas garantías que aseguren la calidad de la automatización regidos por altos y estrictos estándares de calidad.

Normalmente, las garantías de calidad que suelen darse en este tipo de almacenes son el Certificado en el sistema de gestión de calidad (ISO 9001), el Certificado en el sistema de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo (OHSAS 18001), Certificado UNE EN 1090 de Marcado CE.


¿Quieres hacer un envío?

Entra en www.transeop.com y descubre una nueva forma de enviar tus productos a cualquier parte del mundo y con precios que se adaptan a ti.



Fecha actualización: 8 de Abril de 2022 a las 12:13

Compartir en:


Volver al Blog

Buscador

Buscar

¿Buscas cargas para tu camión?

Precios fijos, sin subastas

Crear mi cuenta gratis

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás las mejores noticias del mundo del transporte. ¡No te pierdas Nada!

Suscribirme