Seguros sociales: ¿Cuánto cuesta contratar a un empleado?

Seguro social: Contratar trabajador

Esta cuestión es muy frecuente en el mundo de las empresas. Aunque parezca un aspecto muy simple, surgen muchas dudas a partir de esta pregunta para muchos empresarios y autónomos.

La contratación de nuevos empleados es fundamental en la vida de cualquier empresa, por lo que conocer los costes reales que les van a suponer estas contrataciones también será de vital importancia para ellas. Por tanto, a medida que una empresa va creciendo necesitará ampliar su plantilla para poder continuar aumentando el nivel de negocio, apostando por profesionales capacitados. Es aquí cuando vienen las dudas: “¿tengo dinero suficiente para contratar un nuevo empleado?” “¿cuánto tengo que pagar de Seguridad Social por mi empleado?”.

En primer lugar, para tenerlo todo bien esquematizado y tener una idea muy clara de donde viene cada importe que conforma el salario de un trabajador:

  • Sueldo bruto del empleado: este es el importe que cobras realmente, es decir, lo que percibes a final de mes, lo cual va a influir en el sueldo neto.
  • Pago de la Seguridad Social: esto depende de los coeficientes de cotización a la Seguridad Social.

Una vez que tenemos claro este aspecto, podemos empezar a explicar en qué consisten los seguros sociales y cómo se calcula el sueldo que se debe abonar a los nuevos trabajadores.


Qué son los Seguros Sociales

Los seguros sociales son los pagos que tienen que hacer tanto las empresas como los trabajadores a la Tesorería de la Seguridad Social. Esta contribución tiene lugar por varios motivos:

  • Situaciones que originen una enfermedad común, descanso por maternidad y riesgo durante el embarazo, accidente no laboral y jubilación. Estas son las llamadas contingencias comunes.
  • Accidentes laborales y enfermedades profesionales.
  • Formación profesional.
  • Horas extraordinarias.
  • Desempleo.
  • Fondo de garantía salarial (FOGASA).

Los importes que tiene que abonar la empresa y los trabajadores son distintos, es decir, cubren contingencias diferentes. ¿Qué quiere decir esto? Los trabajadores van a cotizar por las contingencias comunes, formación profesional, horas extra y desempleo, mientras que los empresarios cotizan por accidentes laborales y enfermedades profesionales y FOGASA.

El dinero recaudado por la Seguridad Social se utiliza para pagar el paro, las bajas por maternidad, por enfermedad, etc.


Calcular el salario bruto del trabajador

El salario bruto consiste en las percepciones salariales, ya sea en dinero o en especie, así como las percepciones extrasalariales, es decir, los importes percibidos por prestaciones o indemnizaciones de la Seguridad Social, indemnizaciones por gastos relacionados con la actividad, al igual que indemnizaciones por traslados, despidos y suspensiones. Las percepciones salariales cotizan en la Seguridad Social, mientras que las extrasalariales no.

Para saber cuánto tienes que pagarle a un trabajador, o en el caso contrario, lo que deben pagarte a ti, debes fijarte en lo estipulado por el convenio colectivo de tu sector y Comunidad Autónoma o provincia para cada categoría profesional.

La función de esos convenios colectivos es establecer el salario mínimo en función de la categoría profesional de la que se trate. Esto no quiere decir que esa cantidad sea la que vas a cobrar, luego puede pactarse una cantidad superior por los servicios prestados a la empresa, dependiendo de la cualificación del empleado contratado, su experiencia, etc.

También debes tener en cuenta que las horas extras o trabajos que se realicen en horario no laboral, como los fines de semana, también suponen un incremento en el sueldo bruto y están contemplados en los convenios, al igual que otros aspectos como el plus de transporte, dietas...


Calcular el salario neto del trabajador

Sin embargo, el sueldo bruto es un factor que no es entendido por todos, porque lo que un trabajador quiere saber a fin de mes es el dinero que va a percibir limpio en su nómina. Esto es el sueldo neto. Por tanto, en el momento en que tengas que negociar el salario de un nuevo trabajador, debes tener en cuenta la diferencia ente el salario bruto y el neto.

Para hacer un cálculo de lo que vas a tener que pagar, debes tener en cuenta dos factores a la hora de hacer la nómina mensual:

  • Retenciones del IRPF: este porcentaje es variable y va aumentando según lo hacen el volumen de ingresos que hay que deducir en la nómina y que, por tanto, el empresario debe ingresar en Hacienda trimestralmente como un anticipo del IRPF por cuenta del trabajador. Este porcentaje también dependerá de las circunstancias personales, como si tiene hijos o personas mayores a su cargo, aunque suele estar entre el 4% para un sueldo bruto de 1.100€ hasta un 13% para un sueldo bruto de 2.000€ o un 20% para 3.000€.
  • Seguridad Social del trabajador: esta corre a cargo del trabajador y se divide en tres partidas. En primer lugar, la cotización por contingencias comunes que es de un 4,70% de su sueldo bruto. La cotización por formación, que supone un 0,10%. La cotización por desempleo, que es de un 1,55% para los contratos indefinidos o un 1,60% para los contratos temporales. Todo esto hace un total de 6,35% del sueldo bruto.

Por ejemplo, si un empleado tiene un contrato indefinido de 1.100 euros, se le van a deducir 69,85€ de Seguridad Social (1.100 x 6,35 / 100) y 44€ de retenciones (1.100 x 4% / 100), por lo que al final el sueldo será de 986,15€.


Cuánto hay que pagar de Seguridad Social por contratar a un trabajador

El hecho de contratar a un trabajador o trabajadora, desde el punto de vista de un empresario supone, además del salario bruto del empleado, un pago a la Seguridad Social. Dicho pago se desglosa o divide en varias partes de las que sale el importe final que se abonará por su contratación:

  • Contingencias comunes: 23,60% del sueldo bruto.
  • Accidentes laborales y enfermedades profesionales: como hemos explicado en anteriores apartados, esto va a depender de las tablas de cotización que existan para cada actividad. Las cantidades varían entre un 1% para los trabajadores de oficina, un 1,85% para las actividades de comercio al por menor, un 3,60% para las de limpieza y seguridad y un 6,70% para actividades que suponen riesgos como la construcción o el transporte.
  • Formación profesional: 0,60% del sueldo bruto.
  • Desempleo: 5,50% para los contratos indefinidos y 6,70% para los temporales.
  • Fondo de Garantía Salarial (FOGASA): 0,20%.


Volver al Blog

Nuestro Blog


Encuentra de manera actualizada toda la información sobre el sector del transporte de mercancías por carretera y logística en España.

Visita nuestra web para descubrir los servicios que podemos ofrecerte como empresa o transportista.

Facebook Transeop   Twitter Transeop   Linkedin Transeop   Instagram Transeop   Google Plus Transeop   ropa vintage