➡ Palet, palé o pallet: ¿Cómo se dice? ¿Ventajas?

El palet o palé de madera es un embalaje que ha sido muy usado durante el siglo XX y que todavía se sigue utilizando actualmente. Por eso, hoy nos preguntamos, ¿cuál fue el origen del palet? ¿Cómo surgió el pallet?


Palet, pale o pallet, tipos de palets, caracterisitcas y usos


Indice:

Palet, pallet o palé: ¿Cómo se dice?

Al principio de la llegada de estas plataformas a España, empezó el debate puesto que había personas que utilizaban diferentes términos para designarlas. Por una parte, las plataformas se llaman originariamente "pallets". No obstante, la Real Academia de la Lengua se pronuncia diciendo que la forma correcta de usar esta palabra sería "palé", adaptándola a nuestro castellano. Pero, ¿cuál es la que más se usa hoy en día para denominar estos pallets? Pues después de realizar un estudio, podemos observar que la que más se utiliza es "palet", que sería una mezcla entre los dos términos anteriores. A continuación, exponemos un gráfico proporcionado por Google Trends para que puedas ver el recorrido y la búsqueda que tienen cada una de estas tres palabras:

Palet, pallet o palé: El Origen

Un palé o pallet es una plataforma de madera horizontal originada para guardar, repartir y transportar productos de forma ordenada y compacta. Su estructura viene fijada por dos pisos unidos por largueros, lo cual permite su manipulación mediante carretillas elevadoras de horquillas o transpaletas. De esta manera, se permite el agrupamiento de la mercancía sobre ella, formando así una unidad de carga.

palets en el almacenamiento de mercancia

En consecuencia, a través de este método será mucho más fácil manipular y distribuir la mercancía que necesitemos hasta el destino final, ejerciendo un esfuerzo mínimo y en unas condiciones óptimas. Todo ello, hace que en la actualidad no podamos imaginarnos el trabajo sin estos pallets para cualquier empresa que necesite trasladar sus productos.

Históricamente la madera se utilizaba como herramienta para transportar productos, sin que influyera ni su ruta ni su volumen. 1920 fue la década en la que el patín de madera surgió convirtiéndose en el pionero del palet.

40 años atrás se habían fabricado camiones de baja elevación en industrias americanas, lo cual originó que en el año 1915 se produjese una carretilla elevadora muy alta y bastante parecida a la que usamos en la actualidad. Estas máquinas consiguieron aumentar la cantidad y variedad de productos que podían manipularse, consiguiendo un almacenamiento mucho más eficiente.

El pallet tuvo lugar en 1925, consiguiendo un traslado de mercancías más seguro y eficiente, y pudiendo así descargar en horas lo que antes se descargaba en días.

Un poco después, en 1939, Carl Clark diseñó una plataforma con características muy similares a los que se frecuentan hoy en día.

Los almacenes fueron rediseñados y reconstruidos para almacenar este tipo de mercancía paletizada, permitiendo un mayor volumen de almacenamiento y una disminución considerable de los gastos laborales con una repercusión a nivel mundial.


Palet, palé o pallet: La Revolución

Así como muchos otros de los progresos en logística o tecnología, la invención de este pallet se produjo en un entorno militar. La necesidad de suministrar al ejército de la forma más rápida y eficiente posible fue un punto vital para la victoria en una guerra.

Originalmente la carga de los productos se realizaba a mano o a través de una red que cargaba la mercancía en su interior, enganchada a una grúa con un sistema de poleas que permitía subir la mercancía encima de un barco.

El origen del palet permitió

  • Cargar mayores alturas de apilado.
  • Reducir los tiempos y esfuerzos de la carga.
  • Mejorar la estabilidad de la mercancía.

Los pallets han llevado a cabo un papel fundamental en la manipulación de productos incluso antes de la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, al tiempo que los avances en maquinaria, cuentan con una influencia primordial en la manipulación, almacenamiento y transporte de materiales de todo el mundo.


Ventajas de usar palets

Estas plataformas nos reportan una serie de ventajas frente a otros modos de carga que podrían suponer un beneficio para nuestra empresa en lo referente a los siguientes aspectos:

  • Tienen múltiples usos (producción, transporte, almacenamiento).
  • Cuenta con módulos que permiten mejoras en la estiba.
  • Menor inversión en unidades y equipos.
  • Mayor agilidad en el manejo de las cargas.
  • Baja inversión en unidades y equipos.
  • Cuentan con una mayor protección contra daños y pérdidas.
  • Mejoran la calidad del transporte.
  • Proporcionan una mayor productividad de la mano de obra en todas las operaciones.

Según lo expresado por la Organización Mundial del Comercio (OMC), el aumento del tránsito de mercancías en el mercado que cada vez se encuentra más globalizado constituye una exigencia para optimizar en la medida de lo posible los costes de la logística.

Palets y su manipulacion, facilidades de uso


Palets y las mejoras que originaron:

La historia del sector terminó de revolucionarse cuando aparecieron los primeros montacargas, que hicieron que el pallet cambiase para adaptarse a ellos. Este avance permitió:

  • Reducir los costes de manipulación y la velocidad de la carga y descarga.
  • Evitar tener que desmontar un pallet para trasladar la mercancía, reduciendo los riesgos de roturas y pérdidas.
  • Reducción en los costes de almacenamiento, ya que las plataformas podían apilarse.


Tipos de palets

Tal vez desde fuera pueda parecer que todos las estructuras son iguales pero lo cierto es que existen varias diferencias en cuanto a tamaños y materiales con los que se fabrican. Esto ocurre hasta el punto de que existen disposiciones y características estándares internacionales de las dimensiones y materiales de las distintas plataformas con las que podemos trabajar. Entre estos factores esenciales se encuentra, por ejemplo, la resistencia con la que cuenta la plataforma, en la que son considerados varios tipos de resistencia:

  • La resistencia a la compresión: nos ayuda a saber la carga máxima que soportará la plataforma.
  • La resistencia a la flexión: como su propio nombre indica, nos indica la flexibilidad con la que cuenta el papel. Este factor resulta importante para la utilización de eslingas (herramientas utilizadas para la elevación de las estructuras).
  • La resistencia al impacto: se refiere a la oposición que presenta el pallet frente a golpes por caídas accidentales o roturas.

A continuación os dejamos una serie de ejemplos de las distintas plataformas de madera que podemos encontrar:

Palet europeo:

El palet europeo, con medidas de 1200x800mm, nació por la necesidad de sistematizar o normalizar la utilización de estas plataformas con el fin de aprovechar mejor el espacio y la entrada de productos provocando el menor número de errores o incidentes posibles. Conoce todas las características y funcionalidades del palet europeo en nuestro blog.

Palet Americano:

El palet americano, que por su parte cuenta con medidas de 1200x1000mm, también se conoce como plataforma o pallet universal y también tuvo un origen militar al ser creado por el ejército americano para transportar de manera rápida las herramientas necesarias para combatir la guerra. Como es lógico es la primera opción a la hora de realizar transporte en Estados Unidos y Japón.

Conoce más acerca del palet Americano.

Además de estos dos grupos principales de estructuras también existen otras medidas dependiendo de los artículos o sectores en los que se utilicen estas plataformas:

  • Palets de 1000 x 1000 mm: estos se utilizan para mercancías relacionadas con la construcción.
  • Palets de 1200 x 800 mm: normalmente para productos de gran consumo.
  • Palets de 1000 x 600 mm: estos, sin embargo, se usaba para el transporte de líquidos, pero se encuentra en desuso en la actualidad.

Además, cabe destacar que los palés o plataformas industriales pueden contar con otras medidas además de las que mencionamos arriba, más concretamente en el sector químico, pero las más comunes son las del europalet.

No obstante, también podríamos realizar una clasificación según el peso y la resistencia de carga de las estructuras y así, tener la posibilidad de escoger entre uno u otro en función de nuestras necesidades de transporte.

Para definir la cantidad de carga que puede soportar cada plataforma, es decir, su resistencia, podemos clasificarlos en tres tipos principales:

  • Palets ligeros u One Way: estos son los que menos resistencia tienen y, por tanto, los más baratos. Los más ligeros suelen tener un único uso, por lo que es muy frecuente su uso para las exportaciones o el almacenaje, ya que no suele ser recuperado una vez ha cumplido su función. Pueden tener un peso de hasta 9 kg.
  • Palets medios: el peso de estos palés ronda entre los 10 y los 16 kg, por lo que resulta una opción intermedia entre los ligeros y los pesados. En este tipo de plataformas se busca un equilibrio entre el peso que tiene la estructura con la resistencia o cantidad de carga que es capaz de soportar.
  • Palets pesados o Heavy Duty: son lo que tienen mayor peso, normalmente situado entre los 17 y los 25 kg. Debido a su peso, son los que más carga pueden soportar y aquellos que se mantienen más inalterados al uso, además de los más eficientes a largo plazo por su durabilidad respecto a los demás. Estas dos características hacen que tengan carácter reutilizable, por lo que son muy comunes en sectores como el industrial para el que se necesitan transportar cargas de grandes dimensiones.

¿De qué están hechos los palets?

Pueden estar hechos de diversos materiales, elegidos atendiendo a diferentes aspectos como la durabilidad, resistencia, higienización, etc. A continuación, te mostramos algunos de los materiales que más se usan para la fabricación de estas plataformas:

  • Madera: es el más utilizado debido a su versatilidad y coste inferior a otros materiales. Normalmente se usa la de pino, pero también de eucalipto en determinadas ocasiones. Además, se suelen usar tableros celulares, aglomerados y contrachapados. Para más información en el siguiente enlace: palets de madera
  • Conglomerado: estas plataformas se fabrican a partir de madera aglomerada, la cual se moldea para dar lugar a estas plataformas. Principalmente, se ha creado con el fin de realizar transportes internacionales para los que la carga media sea de más de 200 kg, puesto que es capaz de soportar un peso de hasta 1350 kg de carga dinámica. A pesar de que hace más de veinte años que existe, continua siendo el modelo menos popularizado de todos.
  • Plástico: son moldeados por inyección y generalmente se suelen fabricar con poliestireno (espuma liviana). Cuentan con una gran durabilidad, además de poca absorción de la humedad y son muy fáciles de limpiar.
  • Cartón: son de los modelos que menos se utilizan y están fabricados a partir de cartón corrugado (para el transporte aéreo). Debemos tener en cuenta que los pallets de cartón requieren desinfección fitosanitaria.
  • Metal: normalmente de aluminio (para el transporte aéreo), también pueden estar conformados de acero. Para más información en el siguiente enlace palets metálicos

Por último, para terminar con la historia de estas plataformas, debemos realizar una última clasificación de estas plataformas, esta vez en función del uso que vayamos a darle a las mismas. En este sentido, existen las siguientes tipologías de plataformas de este tipo:

  • Recuperable.

    Los modelos recuperables son los que pueden usarse en múltiples ocasiones, lo que significa que se usa en varias rotaciones en la distribución.

  • Intercambiable.

    Este cuenta con la posibilidad de sustituirse por otro de características similares, en función de un convenio mutuo establecido entre empresas.

  • Palet de fondo perdido.

    Estos deben ser desechados una vez se da por finalizado el ciclo de utilización.

Pero, tal vez te estés preguntando y ¿qué tratamiento reciben para ser aptos para el transporte?

Pues bien, los mayormente utilizados para el transporte internacional cuentan con un sello que nos proporciona información sobre el tratamiento que ha recibido. Este procedimiento se realiza desde el año 2002 en toda Europa y Estados Unidos, lugares en los que estas plataformas se someten a tratamientos de calor. El procedimiento a seguir consiste en una cámara en la que se introducen las plataformas apiladas para someterlas a una gran temperatura durante poco tiempo para permitir la eliminación de plagas o infecciones como, por ejemplo, las termitas que suelen atacar a materiales como la madera. De este modo, se permite un uso continuado de las estructuras y se evitan posibles problemas de salud para los operarios que se encargan de su manipulación.

Para saber el tratamiento que ha recibido un modelo concreto basta con mirar la etiqueta de la que vienen dispuestos. Las principales etiquetas que llevan las plataformas son:

  • IPPC: este logo hace referencia a las siglas de "Control Integrado de la Contaminación" es uno de los más fundamentales puesto que si no lo tiene impreso y no sabes de donde viene la estructura es mejor que no lo uses.
  • EPAL: ha recibido tratamientos de calor, por lo que es apto para el uso.
  • HT: el palet se sometió a un tratamiento de calor a 56º.
  • DB: implica que la madera se ha descortezado, lo cual significa que es de buena calidad.
  • KD: significa que la madera ha sido sometida a tratamientos de calor en un horno pero no asegura que haya llegado a los 56º.
  • MB: si tiene este grabado no se debe usar puesto que implica que se ha tratado con metilbromuro.
  • Palets de colores: se han tratado químicamente por lo que tampoco debemos usarlos.
  • EUR: si no viene acompañado del grabado "EPAL" no debe usarse.


Fecha actualización: 25 de Junio de 2020 a las 13:33

Compartir en:


Volver al Blog

¿Quieres enviar mercancías al mejor precio?


Crear mi cuenta gratis

Buscador


Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter,Y te enviamos a tu mail las mejores noticias del mundo del transporte. ¡Y no te pierdas Nada!